La relevancia de la vitamina D en la lactancia

La alimentación del bebé debe ser siempre una de las principales preocupaciones de los padres. Por tanto, la lactancia es esencial; mediante ésta, los hijos reciben todos los elementos nutricionales que requieren.


De acuerdo con el doctor Jesús Mario Canseco Lima, especialista en Ginecología y Obstetricia “La leche materna es el mejor alimento que puede recibir el recién nacido”. La Organización Mundial de la Salud indica, que la lactancia debe durar por lo menos los 6 primeros meses. Después de este periodo ya es posible darle al bebé alimentación complementaria e idealmente, llevar la lactancia, hasta los dos primeros años de vida.

La lactancia materna protege a los niños en su primer año de vida contra las principales causas de morbimortalidad infantil como muerte súbita, enterocolitis necrosante, diarreas, infecciones respiratorias, otitis media, entre otras. Por lo cual, es una de las estrategias más costo-efectivas para prevenir la mortalidad infantil.
Otro beneficio de la lactancia materna es que ayuda a fortalecer el vínculo afectivo entre la madre y su bebé, por la cercanía y el acto de amor que representa.

 

En esta etapa, es vital mantener la salud de la madre, para que aporte los nutrientes necesarios a su bebé. “Si la mamá cuenta con un buen estado de salud, el bebé se verá beneficiado”, comenta el especialista.

 

«Uno de los factores que debemos tener en cuenta y que es de especial relevancia, son los niveles de vitamina D de la mamá, ya que ésta fortalece su sistema inmune y evita que su bebé tenga alguna complicación durante sus primeros meses de vida e inclusive, presente raquitismo”, indica el doctor Canseco, Consultor Internacional Certificado en Lactancia Materna IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant).

“El médico debe indicar el estudio para conocer los niveles de vitamina D que tiene la mujer y saber si hay una deficiencia. En caso necesario, recomendar el tratamiento adecuado y seguro. Una opción cómoda para las pacientes es la Vitamina D de Asofarma, ya que por su presentación en monodosis evita la toma diaria”, explica el especialista.

 

“De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 (Ensanut) el porcentaje de mujeres que practican la lactancia materna en México es de 28.6%, cifras que son muy bajas, considerando todos los beneficios antes mencionados. Por lo anterior, es fundamental, que todos los futuros padres conozcan las ventajas que la lactancia ofrece a sus hijos”, finalizó el doctor Canseco.

 

Los comentarios están cerrados.