Cáncer testicular, más común de lo que crees

En México, el tumor maligno de testículo es una de las neoplasias sólidas más comunes y curables en hombres entre los 15 y 35 años. El 95% de los tumores malignos de testículo se originan en el epitelio germinal primordial, que es el recubrimiento interno de los testículos.

De acuerdo con expertos del Hospital Houston Methodist, el cáncer de testículo es un tipo de carcinoma poco común pero altamente tratable si se detecta a tiempo. Por ello es importante que los varones entre los 15 y 35 años presten atención a las señales que su cuerpo emite.

“Los hombres con antecedentes familiares de la enfermedad o un testículo no descendido, son más propensos a ser diagnosticados; sin embargo, los varones de todas las edades deben estar atentos al cáncer testicular y realizarse autoexámenes, además de acudir al médico ante cualquier señal”, explicó el Dr. Neel Srikishen, urólogo del Hospital Houston Methodist. “Incluso cuando no hay dolor, la hinchazón testicular o un bulto en el testículo son motivo de preocupación”.

La inflamación indolora es el síntoma habitual del cáncer de testículo, pero en algunos casos, el bulto o la inflamación causan dolor. Los síntomas adicionales pueden incluir dolor en la parte inferior del abdomen o en la ingle o bien una acumulación repentina de líquido en el escroto.

 

Atención de cuidado

El especialista del Hospital Houston Methodist explicó que, “antes de que puedan notar los cambios, los hombres deben conocer el aspecto y la sensación habitual de sus testículos. Es normal que los testículos tengan tamaños diferentes o que uno cuelgue más bajo que el otro. Además, lo que puede sentirse como un bulto podría ser en realidad vasos sanguíneos u otro tejido normal”.

 

Agregó que es importante que ante cualquier anomalía se acuda al urólogo, que es el especialista en salud masculina; retrasar la visita al médico da tiempo para que, en caso de tratarse de cáncer, éste crezca y se propague a otras partes del cuerpo. Para el cáncer testicular localizado, el pronóstico es muy esperanzador: la tasa de supervivencia a cinco años es del 99%.

“Un chequeo anual con su médico sigue siendo el método de detección más importante,” agregó el Dr. Srikishen, “la mayoría de los hombres no tienen ningún factor de riesgo y esto es lo que hace necesario fortalecer la cultura del cáncer testicular”.

Ubicado en el Centro Médico de Texas, el Houston Methodist Hospital es considerado como el número uno en el estado de Texas y en la ciudad de Houston por la prestigiosa revista U.S. News & World Report. El Houston Methodist Hospital es reconocido a nivel mundial por su investigación médica de vanguardia, por la atención y cuidado a sus pacientes y por sus áreas de alta especialidad en: Oncología, Cardiología y Cirugía de Corazón; Diabetes y Endocrinología; Gastroenterología y Cirugía Gastrointestinal; Geriatría; Nefrología; Neurología Y Neurocirugía; Ortopedia y Medicina Deportiva; Neumología y Trasplantes.

 

El Houston Methodist Hospital cuenta con una reconocida área de Wellness donde se realizan estudios y check-ups de primer nivel. De esta forma se obtiene un panorama completo e integral del estado físico y de salud de cada individuo y se puede construir, a través de un grupo multidisciplinario de expertos, un programa preciso y personalizado de salud a futuro. Mayor información: http://www.houstonmethodist.org/ https://www.facebook.com/houstonmethodist y en https://twitter.com/MethodistHosp

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *