Niños con problemas de visión

La dificultad es que no siempre resulta sencillo darse cuenta de que el niño tiene problemas de visión y sólo después de un largo camino de complicaciones escolares, en algunos casos se llega a descubrir la naturaleza del problema, pero en otros puede transcurrir mucho tiempo, incluso hasta que la vista está completamente comprometida, antes de que se atienda.

Cuando un pequeño no muestra avance a nivel escolar, la primera reacción es pensar que todo se debe a una incapacidad para aprender o que el chico no presta atención a la clase y no se compromete con la realización de tareas y trabajos que exige el profesor, en conclusión, se le señala de perezoso; pero, no siempre son estas razones las que impiden un buen desempeño académico, lo que muchos padres y profesores olvidan es que para aprender el organismo debe funcionar de forma adecuada, en este caso, un factor primordial es que el sentido de la vista esté apto.

 

Más que un par de lentes

FIANCEE-BODAS-SALUD-NINIOS-CON-PROBLEMAS-DE-VISION-01

Al descubrir la raíz del tema, lo tradicional es cumplir con la visita al oftalmólogo, hacer una prueba de agudeza visual y plantarle al chico las gafas, lo cual hasta cierto punto puede representar una solución, pero no definitiva, ya que si bien es real que este padecimiento por sí mismo no es causante del bajo rendimiento escolar, sí afecta directamente porque al tener que hacer un esfuerzo extra para mantener la función visual, sufre de fatiga, pérdida de concentración y atención que merma su aprendizaje.

Lucila Luna Herrera, autora del libro El difícil camino del aprendizaje en niñ@s, Editorial Vergara, explica que “el 80% del aprendizaje se recibe por vía visual, y la visión es tan importante no sólo para el aprendizaje de la lecto-escritura, sino también en disciplinas como las matemáticas, ciencias, artes y en los deportes”.

 FIANCEE-BODAS-SALUD-NINIOS-CON-PROBLEMAS-DE-VISION-02

Es importante aclarar que debido a que ninguna parte del organismo trabaja de manera aislada, a la par del tratamiento oftalmológico, se debe incorporar una terapia visocognitiva, a fin de integrar la información adquirida a través de los sentidos en combinación con las habilidades cognitivas, en una estructura de conocimientos que tengan sentido para el niño.

Y agrega que a pesar de nacer con vista, la visión es un proceso que se debe aprender y entrenarse, esto se logra únicamente cuando se trabajan adecuadamente las habilidades visuales, visoespaciales —relacionado con el cálculo de espacio y distancia— y visocognitivas —hace referencia a lo que se comprende por medio de la vista—, por lo que es hasta que se atienden estos aspectos que puede haber un repunte en el aprendizaje del menor.

FIANCEE-BODAS-SALUD-NINIOS-CON-PROBLEMAS-DE-VISION-04

La terapia cognitiva no sólo tiene como fin modificar la forma en que funcionan los ojos, además trabaja con todos los sentidos de manera coordinada y gracias a ello se logra una conexión entre los ojos, la mente y el cuerpo, así es como se corrige no solamente la percepción visual, sino también la atención, la memoria y las habilidades cognitivas, que se ligan a su vez con el razonamiento y el lenguaje.

Si los resultados escolares de tu hijo no son los esperados por él y por ti, antes de reprenderlo, es aconsejable una revisión médica muy completa, así como también hablar con él para conocer su sentir y si hay algo que haya notado en su vista o en su desempeño, que ayude a facilitar la detección de su problema. Independientemente de estas medidas, el apoyo y la comunicación que estreches con él, le dará la seguridad de que el amor que le tienes no está condicionado a una calificación sino que tu principal preocupación es su bienestar.

 

* Almudena Oliva, contáctala en http://teleton.org/conocenos/difusion-cultural  [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *