Vivir un duelo en pareja

Cuando la pareja enfrenta un duelo, en ocasiones, puede ser complicado saber cuál es la forma correcta de actuar para ayudarlo. Conocer las acciones y actitudes que puedan darles luz a ambos en esos momentos, te dará una idea de cómo brindarle ese apoyo, cuidando que su relación salga fortalecida.

El psicólogo Alejandro Iturrigaray G., miembro de la Asociación Mexicana de Tanatología A.C., comenta: “Experimentar un proceso de duelo, implica el manejo de muchas emociones y sentimientos que en determinado momento, pueden afectar nuestras relaciones con nuestros seres vivos más queridos, en especial con la pareja”.

El experto en tanatología afirma que de acuerdo al parentesco o lazo afectivo que se tenía con la persona fallecida y a las circunstancias en que haya acontecido la muerte, pueden presentarse diversas reacciones: tristeza, rabia, miedo, impotencia o culpa, entre otras emociones. Justo aquí, es donde el apoyo de la pareja se vuelve fundamental para la superación de la crisis.

Dicho apoyo se puede ofrecer de diversas formas, pero hay que estar conscientes que la persona que está viviendo el duelo no siempre está preparada para recibirlo o, en su caso, tampoco sabe cómo pedirlo.

Según el especialista existen diversos escenarios por lo que la pareja puede atravesar, éstos son:

Mal humor: toma en cuenta que él puede estar especialmente vulnerable e, incluso, irritable, por lo tanto, no es recomendable tomar muy a pecho lo que pueda decir o hacer en esos momentos pues esta reacción puede ser resultado de su estado anímico. Llegará el tiempo en que la crisis haya pasado y, entonces, ambos estarán en mejores condiciones de aclarar las cosas para que vuelva a reestablecerse el equilibrio.

Estar a solas: esto no quiere decir que no te ame o que tu presencia no le importe, sino que necesita estar a solas pues quizá le sea difícil expresar sus sentimientos ante otras personas. El respetar su voluntad en este sentido y darle el espacio que te pide es otra manera de demostrarle lo mucho que significa para ti.

Demandar tu compañía: puede ser que busque la calidez y seguridad que le brinda estar contigo y que le sea casi imposible estar sin ti. El amor que le tienes te dará la fuerza y paciencia necesaria para estar a su lado y apoyarlo.
Reitérale que lo amas, pero que tienes que ocuparte de todas las actividades que son tu responsabilidad y, que al atenderlas, también le estás diciendo que lo quieres.

Llorar y verbalizar su dolor: si lo ves triste, no le digas: “Tienes que ser fuerte”. Recuerda que el hecho de ser hombre, no significa que tenga que reaccionar de determinada manera. Es importante que sienta la libertad de poder expresar su dolor de la forma que él elija; y saber que comprendes esta parte, lo unirá más a ti. Si tu intención es que él se fortalezca, ten por seguro que habrá otros caminos para ello.

Necesitar ayuda profesional: el tiempo que dura un duelo es variable. Los especialistas hablan de un periodo de uno a tres años, en promedio; pero eso no es regla general. Si notas que pasa el tiempo y tu pareja no puede salir de la depresión y la melancolía que le provocó su pérdida quizá sea hora de sugerirle buscar ayuda especializada. Dale confianza comentándole que, tal vez, esta sea la opción que le permita salir más rápido de la crisis.

Recuerda que no hay atajos para el dolor y que este tipo de experiencias, a las que todos nos enfrentamos alguna vez en la vida, tienen que servir para refrendar lazos y fortalecernos en todos los sentidos. Si contamos con el amor y el apoyo de nuestra pareja, tenemos una herramienta invaluable para sentir, aún en medio de nuestro dolor, que somos afortunados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *