Tres refrescantes recetas para combatir el calor en esta cuarentena

La chef Valeria Bonilla Navarro, de Metco, firma mexicana líder en la elaboración de edulcolorantes, nos comparte tres deliciosas recetas de bebidas relajantes para combatir el calor y el estrés del confinamiento, todas elaboradas con ingredientes naturales, nutritivos y muy fáciles de conseguir.

#1 Tisana de piña, naranja y jengibre

(3-4 porciones)

½ taza de cáscara de piña

cáscara de 1 naranja

2 cucharadas de ralladura de jengibre

1 L de agua

Monkia al gusto

 

Lavar la piña con agua y jabón antes de quitar la cáscara. Para sacar la cáscara de naranja, quitarla con un pelapapas. Hervir cáscara de piña y naranja por 5 minutos a partir del hervor. Agregar jengibre y hervir 5 minutos más. Colar, endulzar con Monkia y servir.

 

Para servirlo frío seguir hirviendo hasta que se reduzca a la mitad, endulzar con Monkia y servir con hielo.

 

#2 Smoothie de jícama y cocoa

1-2 porciones)

¾ taza de jícama congelada

½ taza de leche de coco o almendra

1 cucharada de vainilla

⅓ taza de hielo

2-3 sobres de Monkia

1 ½ cucharada de cocoa

 

Congelar la jícama cortada en trozos la noche anterior. Colocar jícama, leche de coco fría, vainilla hielo y Monkia en el vaso de la licuadora. Licuar hasta que la mezcla sea tersa.

 

Para un diseño bicolor servir ⅔ de la preparación aún blanca en un vaso frío y agregar la cocoa al tercio restante en la licuadora. Licuar. Servir una capa de la mezcla con chocolate por encima.

 

Nota de la chef: enfriar el vaso en congelador 10 minutos antes de servir ayuda a mantener la temperatura y consistencia por más tiempo.

 

#3 Chocolate Frappé

(1 porción)

15 g o dos cucharadas de chocolate amargo

2 cucharadas de cocoa

½ rama de canela

1 cucharada de vainilla

½ taza de leche o agua caliente

hielo

Sweet Cero al gusto (1-2 sobres)

 

Colocar en el vaso de la licuadora chocolate, cocoa, canela, vainilla y leche o agua caliente. Reposar 2 minutos o hasta que el chocolate se derrita. Agregar hielo y licuar hasta que todo se integre. Para no forzar tanto la licuadora, colocar los hielos en una bolsa de plástico y azotar contra una mesa o superficie dura para romperlos un poco.

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.