Con esta ginebra artesanal podrás crear sorprendentes cocteles con flores de temporada

Conviértete en un herbolario por unas cuantas horas con estos pequeños tips. ¡Experimenta con The Botanist!, el Dry Gin de Islay, Escocia, 100 por ciento artesanal creado en la destilería Bruichladdich.

Con el sólo hecho de probar The Botanist podrás acercarte a una gama extensa de sensaciones que sólo puede ofrecer la herencia botánica de Islay, ya que contiene además de los 9 botánicos clásicos de la ginebra, 22 botánicos autóctonos de Ia isla de Islay: mastranzo, manzanilla, cardo, abedul, sauco, retamo, espino blanco, brezo, enebro, galio, toronjil, ulmaria, artemisa, trébol rojo, yerbabuena, mirra, mirto, tanaceto, menta acuática, trébol blanco, tomillo albar y escorodonia; sin embargo, otros tipos de flores también puede formar parte de esta historia.

#1 Cambia el color de tu Gin

Las flores son el símbolo universal de la inminente llegada de la primavera. Las hay comestibles, de ornato y otras más que nos prestan su color para hacer infusiones, como la lavatera, de rosa vivo, con pétalos prominentes que nos servirán para este trago con The Botanist, que puede encontrar fácilmente en cualquier florería o mercado.

 

Ingredientes

Un ramo de lavatera rosa

The Botanist

agua tónica

 

Modo de preparación

Simplemente corta los pétalos de la lavatera, sumergelos en una jarra con The Botanist, espera unas 2 o 3 horas para que se haga la infusión. Después, sirve el líquido en un vaso, retira las flores y añade un poco de agua tónica. Sorpréndete con un Botanist & Tonic ideal para brindar en esta temporada.

 

#2 Un garnish floral

Un simple adorno puede cambiar la apariencia de un cuarto entero y también la de tu coctel. Además de darle una imagen totalmente diferente, el garnish de tu coctel es el primer “ingrediente” que toca tu olfato y, por tanto, que también redirige tu gusto.

 

En este caso, podemos tomar dos caminos: el de las flores y plantas aromáticas u otras de mayor sabor. En el primero encontraremos rosas, flores de saúco, madreselva, lavanda, geranios, begonias y berro. Por el segundo trecho encontraremos a la menta, albahaca, salvia y romero, plantas que pueden aportar de manera elegante al sabor ya refinado de The Botanist.

 

Ahora bien, también puedes jugar con distintas combinaciones y añadir algo de aroma y sabor a tu Botanist, añadiendo tus frutos preferidos con las plantas que prefieras. El límite lo establecen tus sentidos.

 

#3 La hora del Tea-Tónic

La versatilidad del dry gin The Botanist posibilita la creación de decenas de cocteles con los ingredientes más atípicos, como el té.

 

Ingredientes

Aunque tu gusto es el que determinará la elección del té, los mejores acompañantes para esta bebida son el té verde o el té oolong. También existen opciones como el té de flor jamaica, de hierbabuena o de lavanda.

 

Ingredientes

frutos deshidratados (entre higos, frambuesas, uvilla, etc.)

The Botanist

agua tónica

 

Modo de preparación

Con la ayuda de un infusor pequeño, añade el té de tu preferencia a una copa amplia para gin con dry gin The Botanist, los frutos secos de tu preferencia y llena con agua tónica. Espera unos segundos a que se prepare la infusión y disfruta.

 

Puedes adquirir de The Botanist en La Europea, Liverpool, Palacio de Hierro, Bodegas Alianza, City Market, La Comer, La Naval.

 

The Botanist es el primer y único dry gin de Islay, producido artesanalmente por la destilería Bruichladdich con nueve de los ingredientes clásicos del gin, complementados con una cosecha de 22 ingredientes botánicos locales, recolectados a mano responsablemente de las colinas, pantanos de turba y costas del Atlántico de esta fértil isla hébrida por su propio equipo de científicos botanistas. Para obtener más información, visite: https://www.thebotanist.com/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *