Cómo reducir los dolores de espalda con una silla de oficina de calidad

Unos de los inconvenientes o problemas más comunes en cualquier oficina son los dolores en la espalda. Este fenómeno se manifiesta a cualquier edad, ya sea si tienes actividad física o no, porque si se tiene una silla de mala calidad e incómoda, entonces lo más probable es que termines la jornada con dolor de espalda. Y el problema puede ser más grave de lo que crees, pues muchas personas han terminado con problemas dolorosos a largo plazo que los molestan incluso de por vida.

 

En Línea Italia se han dado a la tarea de investigar cada detalle que requiere el cuerpo humano para estar en plenitud mientras se cubren las horas laborales. La creación de cada nueva colección de sillas para oficina siempre será un reto para ellos, es por eso que te recomiendan seguir los siguientes pasos con el fin de que cuides tu columna y reduzcas los daños en tu espalda.

  • Elegir la silla adecuada es importante: la marca de la silla de oficina no importa mucho, pero esta debe ser muy cómoda, tener respaldo en la parte baja de la columna y tener algo que permita la transpiración y la circulación sanguínea. Otro aspecto que tienes que tomar en cuenta para elegir la silla de oficina perfecta es que cuente con un sistema que corrija las malas posturas.

 

  • El asiento: el asiento de tu silla de oficina tiene que ser regulable en altura, la idea es quedar en la altura perfecta para que nuestra zona lumbar no sufra. Otro aspecto es que tiene que tener un sistema para modificar su colocación respecto al respaldo.

  • El respaldo: el respaldo es probablemente la parte más importante de cualquier silla de oficina. Esta debe cubrir a la totalidad la zona de la espalda y ofrecer un apoyo sólido a la zona lumbar. Se recomienda que sea inclinable y que tenga un sistema para regular la dureza o suavidad del mismo.

 

  • Apoyabrazos: los apoyabrazos son muy importantes y brindan mucha comodidad, permitiéndonos tener una postura adecuada con los brazos formando un ángulo de 90 grados.

  • Base: la base es importante, porque una silla sin ruedas puede ser realmente incómoda para largas jornadas de trabajo. Toda base debe tener ruedas y aparte tener cinco puntos de apoyo o más.

 

  • Tapizado: hay materiales que dejan al cuerpo transpirar y circular sangre libremente, como hay otros que dan mucho calor y provoca hormigueo debido a la poca circulación sanguínea que estos permiten. Usa solamente materiales transpirables y resistentes.

Otros consejos que debes de tomar en cuenta si tu trabajo depende de estar ocho horas sentado en una oficina es tomar pequeñas caminatas o pararse. Si bien, muchos de los malos jefes en la oficina ven mal el que te levantes de tu silla, mucho peor será para ellos si sales a caminar; sin embargo, un secreto para prevenir los daños provocados por las largas jornadas de trabajo en la oficina es alentar a todo personal a pararse cada hora u hora y media y dar pequeñas caminatas de 10 o 15 minutos para ayudarte a que la circulación de la sangre sea constante y recorra todo el cuerpo.

Algo que pretende solucionar y mejorar esto son las mesas u escritorios de oficina Sit-Stand que permiten trabajar de pie y mitigar un poco los daños de estar sentado durante tanto tiempo.

 

Conoce las mejores sillas que podrían ayudarte a rendir más durante el trabajo y prevenir un problema lumbar visitando Línea Italia: https://linea-italia.com.mx/product-category/sillas/ https://linea-italia.com.mx/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *