Mis tips para disfrutar (y no sufrir) la planeación de una boda de destino en playa

¿No sienten que se les ha derretido el año? A mí sí, les juro que han sido meses increíblemente productivos, inspiradores, llenos de nuevas ideas, conociendo destinos maravillosos y compartiendo buenas vibras por el mundo.

 

En el mar la vida es más sabrosa… Y, sí, la verdad es que la energía que se vive en una ciudad cercana al mar no se compara con nada, y si hablamos de una playa como destino para tu boda, entonces, ¡hablemos de esto, chicas!

Lo mío, lo mío, es el diseño y la planeación de una experiencia de vida. En efecto, una boda es un día muy especial e inolvidable, pero cuando hablamos de una boda de destino, estamos hablando de: elegir, visualizar, crear, soñar, diseñar, pensar, seleccionar, confiar, compartir, invitar, pagar, reír, llorar, enojar, vibrar, creer… Vivir una experiencia de vida que te permitirá compartir con tus seres queridos un fin de semana inigualable.

Cuando decides llevar a cabo tu boda en la playa, la decisión ya está en tu mente, solo falta encontrar el destino playa adecuado a tus necesidades y prioridades. Entonces, tu cabeza no deja de pensar cómo, dónde, quiénes y de qué manera quieres disfrutar esos días de tu vida, y, créeme, esta será tu prioridad los siguientes meses… ¡Ya te acordarás de mí!¡

Si tienes el tiempo para ir buscando y seleccionando lo que te gusta, ¡bienvenida a mi mundo! Todo el proceso previo al día de la boda ¡me encanta! El día de la boda disfruto mucho cada minuto que pasa porque es la realización de lo que mis clientes, mi equipo y yo trabajamos por meses y en ocasiones hasta por un año.

Como wedding planner, te puedo decir que los coordinadores de boda somos tus mejores aliados. Si no tienes el tiempo o la paciencia para estar yendo y viniendo con correos, llamadas, propuestas y detalles, ¡mejor ni te metas! Comienza a buscar un wedding planner que se especialice en bodas de destino. Dale un vistazo a aquellos que son locales en el destino de playa que has elegido, es decir, que trabajan ahí. Búscalos en Instagram —el mejor escaparate de hoy en día— y pide recomendaciones a tus amigos o conocidos, sobre todo a quienes han asistido bodas en ese destino, ¡seguro habrán escuchado hablar del o de la coordinadora de bodas! Una vez que realices tu selección, agenda una videollamada para platicar con él, ella o ellos, indaga un poco acerca de su experiencia, pregúntale cuál es su forma de trabajar, cuál es el costo de sus servicios y cuáles son las formas de pago. La chispa o la química que sientas en esa primera llamada te ayudará a tomar tu decisión.

Una vez definido el tema de sí o no a la contratación de tu wedding planner, entonces sí, ¡prepárate para trabajar por tu boda!

El típico check list de todo lo que tienes qué hacer antes del día, lo puedes encontrar en la Agenda Nupcial de Fiancée Bodas, en las páginas finales de esta edición, así que ya no te hablaré de eso; pero, ¿qué tal si hablamos de lo que te conviene negociar en tu contrato con el hotel sede de tu boda? ¡Esto sí que te puede interesar! Y si sigues leyéndome, ¡quiere decir que sí!

Una vez definido tu número de invitados, comenzarás a solicitar y recibir propuestas. Lee a detalle todos los párrafos y las letras chiquitas, revisa las concesiones especiales, estas por lo general son upgrades para los novios: desayuno el día después de la boda en suite, quizá un welcome amenity o una botella de champán en la noche de boda. Hay hoteles que también te pueden dar precio especial en la transportación o, bien, respetarte tu tarifa grupal tres días antes y tres días después del room block reservado para tus eventos. Si esto no te lo han ofrecido, ¡lo puedes negociar!

Algunos hoteles te cobran fee —cuota—, por usar sus locaciones, negocia con ellos un mínimo en el área de alimentos y bebidas. El fee a tus proveedores tampoco lo permitas, no hay razón por la cual deban cobrarte por llevar un servicio que ellos no ofrecen. El problema con los fees, hoy en día, es que muchos clientes lo pagan por no saber qué es y por ello el hotel lo sigue aplicando. En la medida posible, evita pagar cuotas extra o fees.

Espero que estos consejos te sean de ayuda. Si necesitas consultar más detalles para tu boda de destino, ¡búscame! ¡Será un placer ayudarte! Nos leemos en la próxima edición ¡y que tengan un excelente inicio de mes!

 

* Ary Iturralde es top destination wedding planner. Planea tu boda de destino con justmomentsevents.com y http://aryiturralde.com/  Comentarios a la autora en [email protected] Síguela en Instagram: https://www.instagram.com/AryIturralde/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *