Parece amor, pero es violencia

Fundación Origen se une a las acciones que promueven la elminiación de la violencia contra la mujer con la campaña “Parece amor, pero es violencia”, a través de la cual se busca informar y crear consciencia acerca de las actitudes dentro de la pareja que pueden considerarse como muestras de amor, pero que están enmarcadas por actos que minimizan y lastiman a la mujer.

La violencia en la pareja es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como un problema de salud pública y en México en concreto, tan solo en 2016, el 68% de las mujeres mayores de 15 años, la sufrieron, de acuerdo con un reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Lo más preocupante en este sentido es que este tipo de abusos comienzan con acciones aparentemente inofensivas y que van subiendo de tono, lo que hace complicado que las víctimas la identifiquen.

La campaña “Parece amor, pero es violencia” consiste en exponer mensajes que algunas mujeres pueden recibir por parte de sus parejas y que, de forma engañosa, como por ejemplo “Tú te lo buscaste”, o “No te voy a dar ni un solo peso”, que aparentar el arrepentimiento después de un acto ofensivo.

Detectar a una pareja violenta

La invitación que hace cada uno de los materiales de comunicación de la campaña es a que las personas busquen en sus conversaciones en WhatsApp y Messenger, las expresiones que pueden ser señales de que tienen una relación violenta con su pareja.

 

Aunque en diversas ocasiones parece complicado identificar las actitudes de violencia que ejerce la pareja, pues pueden confundirse con muestras de atención, sí hay señales que permiten detectar este comportamiento, como lo explica la psicóloga Marisol Arellano, especialista de la Línea de Ayuda Origen.

“Algunas de las señales que puede manifestar una persona violenta y que deben alertar a quienes van a iniciar o tienen una relación de pareja son: mostrarse posesivo, ser extremadamente celoso, tener una baja estima, inseguridad, ser emocionalmente inestable, impaciente e impulsivo, mostrar conductas agresivas, manipular, manifestar creencias sobre la subordinación de las mujeres (inferioridad, sometimiento, dependencia, obediencia, dominio)”, afirma la experta.

Estudio de neuromarketing

La Universidad de la Comunicación se sumó a la campaña “Parece amor, pero es violencia”, pues realizaron un estudio de neuromarketing que arrojó valiosos resultados que ayudarán a impulsar los mensajes de este proyecto.

 

La investigación se llevó a cabo con un grupo de estudiantes, hombres y mujeres, que accedieron a ver y escuchar los mensajes de la campaña, mientras se analizaban sus reacciones a nivel cerebral al escuchar y ver, cada una de las frases que forman parte de esta campaña. Los resultados reflejaron los impulsos cerebrales que se registraban con los mensajes, dominando principalmente el enojo, el miedo, el desprecio y la tristeza.

“Parece amor, pero es violencia” es una campaña que está dirigida a personas jóvenes con el propósito de prevenir la violencia dentro de las relaciones de pareja e invitarlos a que detecten detalles de que pueden estar en riesgo y así evitar que vivan situaciones que pongan en peligro su bienestar físico y emocional.

Contacto

Teléfono CDMX: (55) 5520 0155 Ext. 122

Correo: comunicació[email protected]

 

Línea de Ayuda Origen

Atención psicológica, orientación legal y médica, gratuita y confidencial.

Lada sin costo: 01 800 015 1617

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *