Cómo convertir una dificultad en una oportunidad de aprendizaje

Existen muchas formas diferentes de observar la realidad. Por ejemplo, es posible observar una dificultad como un límite cuando también esconde una oportunidad de crecimiento. ¿Cómo puedes lograr este propósito?

 

1.- Por un momento, intenta observar esta situación desde una mirada ajena, imaginando que es otra persona quien tiene que afrontar este reto. Esta distancia puede ayudarte a tener una nueva perspectiva de la situación.

2.- La mejor manera de afrontar esta dificultad es aceptar las circunstancias tal y como son. ¿Significa eso que no puedes hacer nada para cambiar esta realidad? Ten la sabiduría de influir positivamente en el transcurso de los acontecimientos a través de tu actitud optimista. Empieza siendo amable contigo mismo.

3.- Las dificultades forman parte de la vida en todo momento. De hecho, afrontar las dificultades significa crecer. Por ejemplo, por medio de la superación de las dificultades que experimentaste durante tu etapa universitaria llegaste a la meta de obtener el título.

4.- Las circunstancias no determinan tu presente, sin embargo, sí forman parte de tu historia. Observa la realidad y toma decisiones desde este mapa de acción. Por ejemplo, puede ocurrir que en este momento cambie tu orden de prioridades a partir de las variables observables en el aquí y en el ahora.

5.- No te encierres en ti mismo y comparte tus reflexiones en torno a esta situación con amigos a los que haces partícipes de tus miedos, esperanzas y anhelos. Ese acompañamiento es un aliciente de motivación para el cambio.

6.- No concentres tu atención únicamente en esta dificultad. Porque entonces mantienes una visión reduccionista ante la realidad. Intenta observar, también, los motivos de gratitud.

7.- Elabora un plan de acción porque esta preparación previa define tu estrategia de superación de esta dificultad que no es un límite inamovible cuando concedes más protagonismo a tu creatividad como respuesta.

8.- A través de esta experiencia puedes obtener lecciones interesantes a partir de vivencias que protagonizas en primera persona. Encuentra tiempo para pensar en ello.

9.- Conecta con el pasado para observar límites que superaste anteriormente. Esta situación es diferente, sin embargo, seguro que puedes entrenar algunas de tus habilidades de entonces en este nuevo horizonte.

10.- Quiérete a ti mismo de forma incondicional durante el proceso de superación de esta dificultad. Y también después, al margen de cuál sea el resultado de tu acción.

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para conocer gente y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *