Cerveza artesanal y maridaje

El maridaje puede llevarse a cabo por similitud o contraste. Para maridar correctamente es necesario identificar las características de la comida y la bebida que combinaremos. Desde un chocolate hasta un corte de carne pueden acompañar a una cerveza.

La perfecta combinación entre alimentos y bebidas produce un efecto placentero en el paladar, en la gastronomía a esto se le conoce como maridaje.

Para maridar es necesario identificar las características de la bebida y el alimento: notas de sabor, intensidad, aromas y sensaciones, pues combinadas de forma correcta potenciarán el sabor y mejorarán la experiencia de degustar un platillo.

 

El maridaje más común es el del vino; sin embargo, puede hacerse con cualquier tipo de bebida y platillo. Es importante que exista una armonía entre la bebida y el alimento que la acompaña, de esta manera el maridaje puede hacerse por un contraste o similitud en el sabor.

Por ejemplo, un dulce de palanqueta armoniza perfectamente con una Brown Ale, una cerveza con notas a caramelo tostado de fino amargor, aromas dulces y malta tostada.

 

“La Triple Belga marida perfecto con el relleno del chile en nogada. El amargor característico de la triple armoniza con el picor del chile, el dulzor del relleno al igual que con el queso de cabra y las nueces de la crema en Nogada”, explica Feliza Vázquez, coordinadora nacional de Mujeres Catadoras de Cerveza.

Un contraste es una hamburguesa de diezmillo con Altbier, una cerveza con carácter a malta, algunas veces afrutada y con aromas a pan y nueces tostadas que de la mano de la hamburguesa generará una sensación agridulce.

 

“Un ceviche de pescado fresco acompañado por una Session IPA, cerveza que nos permite a los fanáticos del lúpulo poder disfrutar con bastante facilidad por su bajo contenido alcohólico de 3.2 a 4.9 ABV, pero esto no quiere decir que sea menos intensa ya que tiene un enfoque cítrico tanto en aroma como en sabor, cervezas de amargor seco al final”, indica la experta.

Otro maridaje que se acompaña bien es la picaña con costra de café al lado de una Porter. Produce una experiencia que se caracteriza por potenciar notas a café, cacao, malta tostada de amargor moderado y cuerpo medio.

 

“Las Imperial Stout, acompañadas por un chocolate amargo con ganache de mole negro son un maridaje de acompañamiento ya tradicional, sin duda algo que debe disfrutarse con calma. Estas cervezas de color negro y algunas veces con destellos violetas; aromas a café, chocolate, frutos secos; licorosas en el paladar, hacen de es este maridaje sin duda toda una experiencia placentera ya que son aromas y sabores con los que hemos crecido desde niños”, señala Feliza Vázquez.

Hamburguesas, tacos, aguachiles y dulces son algunos de los alimentos con los que podemos maridar una cerveza. Experimenta con diversas combinaciones para encontrar el sabor ideal. El maridaje es una actividad que podemos desarrollar día con día y de esta manera ir perfeccionándolo.

 

Durante tres días Cerveza México ofrece la oportunidad de degustar éstos y muchos más estilos, así como sus formas de preparación y el contacto con productores, proveedores, importadores y exportadores, en un espacio que permite la convivencia entre los profesionales y los amantes de la cerveza.

 

La novena edición de Cerveza México se realizó del 26 al 28 de octubre de 2018 en las instalaciones del Salón Mexica del WTC y el Pepsi Center en la Ciudad de México. Desde hace 9 años Cerveza México es un espacio interactivo donde además de degustar y hablar de cerveza, se vive la experiencia más completa en México sobre el Mundo de la Cerveza. En ella se pueden encontrar más de 150 productores, importadores, exportadores de cerveza y proveedores de insumos. Para mayor información sobre su próxima edición, visita la página: http://www.tradex.mx/cerveza/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *