¿Qué son las 4 C de los diamantes?

¿Sabías qué una mujer ve alrededor de 1,000,000 de veces su anillo de compromiso a lo largo de su vida? Así que, si estás listo para dar ese gran paso y comprometerte con el amor de tu vida, y no sabes cuáles son las cualidades que necesita tener un diamante, no te preocupes, Dídiamant, expertos en diamantes, te comparte una guía precisa para saber de qué se tratan las 4 C de los diamantes.

Las 4 C de un diamante representan los cuatro componentes principales de su estructura: Corte, Color, Claridad y Quilates. Estas, ayudan determinar el valor de un diamante e indican su calidad. Sí, al mirar un diamante, el ojo percibe un equilibrio entre cada una de ellas haciéndolo lucir magnífico. Así que, conocer los aspectos básicos de estas graduaciones es muy útil al momento de comparar dos diamantes similares. Ya que como comprador podrás seleccionar un diamante de acuerdo a las características que tu consideres más importantes y te ayudará a seleccionar el diamante ideal para tu pareja.

 

Conoce las 4 C

Corte: haz que el Corte sea el foco principal durante tu búsqueda, un buen corte impacta en la belleza de un diamante, ya que con la proporción adecuada, se puede conseguir un brillo excepcional y que el mismo se vea aún más grande gracias a la ilusión óptica.

Color: lo ideal es que el diamante pueda percibirse blanco o incoloro a simple vista, el rango recomendado es entre la letra D y la letra I, un intermedio, que sí las sabes combinar con una montura adecuada, lucen exquisitos.

Claridad: siempre y cuándo escojas un diamante limpio a la vista, este lucirá. Las inclusiones, son pequeñas manchas que existen en todos los diamantes. Puedes sacrificar un poco la claridad del mismo, siempre y cuando no opaque la belleza de tu diamante, es decir, sean pequeñas o inclusiones blancas, casi imperceptibles al ojo humano.

Carats o quilataje: este es el peso que tendrá tu diamante, aquí es donde se considera el peso y tamaño que consideras ideal para el anillo de tu pareja, adecuándote a tus necesidades.

 

Cada una de las 4 C contribuyen a la belleza general de un diamante. Debido a que el ojo tiene dificultad para diferenciar un componente por sí mismo, como Claridad o Color, es importante considerar cómo las 4 C se impactan entre sí. Por eso, en ocasiones, si quieres más quilataje, sería buena idea sacrificar un poco de la Claridad, para balancear el precio y hacerlo más accesible al bolsillo.

Si ya escogiste el diamante adecuado a tus necesidades, pero aún te gustaría que se viera un poco más grande, puedes jugar con las monturas, halos y uñas para que puedas crear la ilusión de que es mucho más grande.

 

En Dídiamant siempre contarás con la asesoría ideal para que se te acompañe durante todo el proceso y te sientas seguro de que tu elección es la correcta. Recuerda que en Dídiamant todo es personalizado y contamos con envíos gratis y asegurados a toda la República Mexicana. Y para estos días que nos quedamos en casa, puedes solicitar una cita virtual completamente personalizada para que seas asesorado de manera personal.

 

Para adquirir una pieza y saber más de Dídiamant no olvides visitar su sitio web: www.didiamant.com ahí encontrarás a un asesor experto que te guiará para elegir la pieza perfecta y resolverá cualquier duda que tengas en el camino. Síguelos en Tik Tok: @didiamant1 y en Facebook: https://www.facebook.com/didiamantme/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *