Siete consideraciones antes de retirarte un tatuaje

Durante la última década, el uso de tatuajes se ha popularizado y se ha convertido en parte del estilo de vida moderno. En México, 1 de cada 10 habitantes tiene un tatuaje. Con un mayor interés por los tatuajes, y cerca de 12 millones de personas tatuadas, también se ha incrementado el interés por cambiar los tatuajes, retirarlos o desvanecerlos.

De acuerdo con MissInk, clínica especializada en eliminación y desvanecimiento de tatuajes, más del 60% de las personas que se tatúan quieren desaparecer o cambiar un tatuaje en un periodo de entre 5 y 10 años. Las principales razones para ello son: cubrirlo con uno nuevo (cover up), está relacionado con un tema del pasado y quiere dejarse atrás, por ejemplo: el nombre de una expareja, el tatuaje no resultó como lo esperaban o simplemente dejó de gustarles. Si te cuentas entre ellos, antes de tomar la decisión final, toma en cuenta estas siete recomendaciones.

 

 

#1 Elige un método no invasivo

Si la persona que desea eliminar su tatuaje lo hace por motivos estéticos, probablemente tampoco querrá tener una cicatriz en el lugar de su tatuaje. Los métodos de remoción con ácidos y la cirugía son procedimientos agresivos e invasivos que, por su naturaleza, siempre van a dejar una cicatriz. “El láser es la mejor opción para la eliminación de tatuajes. Si bien se ha popularizado, es importante realizar el tratamiento en clínicas con experiencia y trayectoria, ya que una técnica inadecuada o un láser de baja calidad podría ser peligroso”, enfatiza Samantha Guevara, fundadora y directora general de MissInk.

 

#2 El tiempo para retirar el tatuaje es variable

Cada tatuaje es distinto y para su eliminación o difuminado juegan un papel importante las tintas usadas en él, la antigüedad del tatuaje, la profundidad a la que se inyectó la tinta, la zona del cuerpo donde se localiza, la velocidad de cicatrización de la persona y la capacidad de su cuerpo para eliminar la tinta. Por ejemplo, un tatuaje con tintas de diferentes colores es más difícil de quitar que uno con sólo tinta negra, debido a que algunos colores son químicos y, por ello, más difíciles de procesar para el cuerpo. En general, se requieren de 4 a 8 sesiones en promedio para eliminar un tatuaje, y el tiempo de espera entre sesiones es de 5 a 6 semanas. La paciencia es clave para poder obtener resultados favorables.

 

#3 Es un proceso que puede ser doloroso

Sin importar cuán pequeño sea el tatuaje a retirar, las molestias durante el proceso pueden ser dolorosas para algunas personas. La sensación es como pequeños ligazos a gran velocidad. Para aminorar las molestias, es posible aplicar crema anestésica en la piel hasta 30 minutos antes de la sesión.

 

#4 Debes cuidar tu piel después del proceso

Para asegurar el éxito del tratamiento, deben seguirse las indicaciones necesarias para cuidar el área afectada y así prevenir complicaciones. Evitar el sol, albercas, baños de vapor, saunas y baños con agua caliente son medidas indispensables para asegurar un proceso de recuperación exitoso. Si aparece alguna costra, se recomienda no quitarla, sino esperar a que caiga sola.

 

#5 Si piensas en un cover up, debes esperar

Si quien se desvanece un tatuaje planea cubrirlo con uno nuevo, debe esperar al menos tres meses para poder tatuarse en la misma zona y, al mismo tiempo, haber seguido las indicaciones del especialista que le retiró el tatuaje para poder recuperarse del tratamiento. En tanto no existan contraindicaciones de un especialista, no hay problema en cubrir la zona con un nuevo tatuaje, lo que se busca es limpiar el área del exceso de tinta para que el nuevo tatuaje quede lo mejor posible. Lo que si hay que tener en cuenta es que una vez se tatúe encima, la tinta del tatuaje inicial entrará a una capa más profunda de la piel y será mucho más difícil poder retirarlo en un futuro.

 

#6 El costo puede variar

Hoy en día el precio de removerse un tatuaje es más accesible que en años anteriores, su costo depende de distintas variables: las sesiones necesarias para eliminar el tatuaje, el color y tipo de tintas utilizadas, la zona en la que se localiza y el tamaño del mismo, determinarán el número de sesiones y con ello el presupuesto necesario. Alrededor de 10,000 pesos es el presupuesto que debes considerar para el tratamiento completo.

 

#7 Acompaña tu tratamiento con una dieta equilibrada

Durante el tratamiento de eliminación de tatuajes, puedes apoyar a tu sistema linfático en el proceso de eliminación de la tinta con una dieta balanceada. Evita comidas procesadas, azúcares y carbohidratos y bebe al menos ocho vasos de agua diarios. Además, podrías combinar la buena alimentación con alguna rutina de ejercicio.

 

“Hoy, un tatuaje ya no es para siempre, y conocer más del proceso para retirarlo es un elemento que permite a las personas tomar mejores decisiones, en los últimos seis años hemos retirado más de 3,000 tatuajes, es nuestra especialidad y hemos aprendido que independiente de las razones, siempre se mantiene en común que la gente busca un procedimiento seguro y proteger su piel” comentó Samantha Guevara.

MissInk es una clínica especializada, que ofrece un tratamiento asequible, seguro y altamente efectivo para borrar o desvanecer un tatuaje, sin dejar marcas en la piel, gracias al uso de una tecnología exclusiva en México. Actualmente MissInk cuenta con tres clínicas en la Ciudad de México y está en proceso de apertura de su cuarta sucursal en Monterrey, Nuevo León.

 

MissInk

Web: www.missink.com.mx

Facebook: www.facebook.com/MissinkLaCondesa/

Twitter:twitter.com/missinkmexico

Instagram: instagram.com/missinkmexico/

Youtube: www.youtube.com/user/missinkmexico

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *