¿Qué significa la nostalgia de un antiguo amor? 

Tal vez una mañana te hayas sorprendido con el recuerdo de haber soñado con una persona que fue especial para ti en el pasado. Tal vez estás en un momento en el que recuerdos de aquella etapa vienen a ti con cierta frecuencia. ¿Significa eso que sigues enamorado de esa persona? Esta respuesta solo la puedes descubrir tú mismo porque la verdad de tu corazón está en ti; sin embargo, ten presente que de esta situación no se deduce un enamoramiento inevitable a modo de causa y efecto. 

 

El pasado forma parte de tu vida. Y de un modo natural puede ocurrir que, simplemente, vengan a tu mente instantes del ayer. Y eso no significa que sigas enamorado de esa persona porque, de hecho, tú has cambiado y evolucionado (al igual que ese alguien que hoy es diferente a como fue entonces).

Tal vez, en realidad, la nostalgia te une al pasado porque hay una parte de tu vida de entonces que echas de menos ahora. Por ejemplo, tal vez a los 30 años experimentes cierta nostalgia de la vida universitaria cuando la sensación de juventud eterna, de tener un futuro interminable por delante, te ponía ante una situación de vida prácticamente mágica.

Ahora, con el realismo de la edad, puede que incluso tu noción del amor haya cambiado. Es decir, la nostalgia de un antiguo amor puede proceder no tanto de la añoranza de esa persona en concreto, sino de la conexión temporal de aquel contexto en el que se sitúa esa historia personal.

Por otra parte, si de pronto, por ejemplo, has tenido un encuentro casual con un antiguo amor al que hacía mucho tiempo que no veías, es posible que durante unos días esa etapa vuelva a estar más presente en ti. Por la sencilla evocación de ese presente que ha traído nuevamente el ayer a tu vida; sin embargo, eso no significa que sigas enamorado de esa persona, sino que, como persona que tiene una historia vital, no puedes desprenderte de los recuerdos. Los recuerdos te acompañan allí donde vas. Incluso aunque a veces parezcan dormidos, pueden volver a brotar en el momento más inesperado.

Para reflexionar sobre este tema, puedes disfrutar de la película “La La Land: la ciudad de las estrellas”, una película que muestra esa contradicción de cómo fueron las cosas en realidad entre la pareja protagonista, y cómo pudieron haber sido. Otra buena propuesta de cine es “El secreto de Adaline”, un drama romántico protagonizado por Blake Lively.

En muchos casos, la nostalgia de un antiguo amor es fruto de la idealización de ese pasado; sin embargo, recuerda que tu verdadera felicidad está en el presente.

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para conocer gente y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *