Fotografía artística de bodas: tu vestido y tú

Cuando pensamos en fotografía artística de bodas, pensamos en las locaciones, el maquillaje, las poses y, evidentemente, en la parte más importante después de los novios: el vestido.

Ya sea por ser una herencia de familia o por haber sido confeccionado a tu total y absoluto gusto, el vestido de novia es quizá uno de los elementos visualmente más atrayentes de las sesiones de bodas. Para sacarle el mejor provecho te tenemos algunas recomendaciones.

 

1. Practica caminar con él

Aunque tu vestido sea comodísimo y a tu medida, no todos los días caminas en una cola larga y fluida. Para sacar el mayor provecho de tu fotografía artística de bodas debes estar cómoda en tu vestido como si fuera una segunda piel. De esta manera te asegurarás de que no estás
forcejeando con él en cada tercera fotografía o de salir a medio tropiezo en algunas de ellas. Lo mejor que puedes hacer es practicar unos días antes y caminar con él y con los mismos zapatos que traerás en el evento.

2. Aprovecha la cola

Además  de hacer que te veas celestial y magnánima el día de tu boda, la cola de tu vestido tiene una belleza por sí misma que debes aprovechar al momento de hacer las sesiones de retrato. Muchas novias tienden a ocultar la cola porque ocupa mucho espacio, pero utilizarla como un elemento principal más allá del bordado del vestido puede dar como resultado imágenes que te dejarán sin aliento cuando las veas más tarde. Recuerda que en tu fotografía artística de bodas debes intentar de todo, no te preocupes por cómo
crees que se ve y déjalo en manos de un profesional.

3. En el vestidor

Tu vestido no sólo será el centro de atención durante la ceremonia y la recepción. También puedes incluir en tu fotografía artística de bodas la parte donde estás arreglándote para tu Gran Día y eso incluye desde el momento en que tomas el vestido y te lo pones por primera vez para la ceremonia mientras tus damas y tu familia te ayudan a abotonarlo. No dejes que te gane el pudor y permite que tu fotógrafo capture ese momento ya que será único e irrepetible, créeme, te verás perfecta y no hay nada de qué preocuparse.

4. Deja que se robe la escena

Cuando estés en la sesión de tu fotografía artística de bodas con toda la familia y amigos, tras la ceremonia y antes de la recepción, deja que tu vestido sirva para robarte la escena. Si planeas brincar, patear o tirarte al piso, usa tu vestido como un aditamento más para que se refleje tu personalidad. Relájate y no pienses en si se ensuciará o no, ¡disfruta el momento y haz del día de tu boda algo memorable!

* Arturo Ayala es Fotógrafo de Bodas destino en México, Estados Unidos, Puerto Rico y Cancún. Pueden ver su trabajo en su página www.arturoayala.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *