Armoniza tu hogar

La llegada del año nuevo es el pretexto perfecto para implementar las técnicas del Feng Shui en casa y atraer así armonía y prosperidad en aspectos como salud, felicidad y fortuna. ¿Te animas?

A través de colores, materiales, iluminación y unasencilla disposición de los muebles, esta disciplina oriental procura la armonía de los diferentes espacios del hogar brindando una mejora en la calidad de vida de quienes la habitan. Gustavo Ravaschio, Feng Shui Master, nos da una práctica guía para implementar todas sus bondades y comenzar así el 2012 con el pie derecho. 

Limpieza y ordenamiento

Lo primero será realizar una limpieza general en casa: donar o tirar todo lo innecesario, reparar objetos rotos o con deficiente funcionamiento tal como las goteras y humedades, focos fundidos, puertas o ventanas descuadradas, cristales rotos, etcétera. Otro buen punto es deshacernos de imágenes como esculturas, cuadros y pósters que transmitan sensaciones de enfrentamiento o sufrimiento.

Al momento de la preparación y decoración de los espacios hay que mantener una actitud positiva tratando de impregnar todas las cosas con los mejores deseos e intenciones, aunque parezca mentira esta sensación intangible se transmite.

El acceso

Es importante mantener libre de obstáculos el acceso de entrada a tu hogar y evitar que la puerta esté obstruida, procura una buena iluminación en este espacio y coloca mensajes o símbolos de bienvenida, deseos de prosperidad y felicidad. Una corona con ramas de pino, muérdagos, listones, campanas, ángeles y hasta un simple tapete que nos haga sentir bien recibidos al momento de llegar, serán suficiente.

 

Simbología navideña

En tu decoración implementa colores típicos de la Navidad como el verde pino, rojo, dorado, tinto, blanco, plateado y azul, por lo general los más representativos de las fiestas decembrinas. Un árbol de navidad, el tradicional nacimiento o pesebre, campanas, luces, moños, guirnaldas, esferas, velas, estrellas de Belén, luces de colores, renos, botas en la chimenea o muros de la casa, ángeles, Reyes Magos, Santa Claus y hasta cajas de regalos. Cada uno de estos elementos posee un valor simbólico propio y, según la creencia de cada uno de nosotros, nos hará sentir y disfrutar más de su presencia en la decoración de nuestro hogar.

 

Desde el punto de vista del Feng Shui, es recomendable la combinación de los colores verde, rojo y dorado, esto teniendo en cuenta el ciclo generativo de Wu Hsing —los cinco elementos—, donde son solidarios la madera (verde), el fuego (rojo) y la tierra (dorado), para poder
utilizar luego el blanco (metal). La teoría de Wu Hsing deberá aplicarse a todas las cosas presentes en los ambientes a utilizar durante las reuniones y celebraciones. Inconcientemente, nuestros invitados y nosotros mismos nos sentiremos más compenetrados y mucho más equilibrados y en armonía.

La cocina

Punto de encuentro preferido cuando se reúne la familia, este espacio posee un valor energético muy importante, pues en él se preparan los alimentos que son nuestros principales proveedores de energía.

 

Aquí podemos mejorar nuestro ambiente procurando una buena ventilación, buscando evitar distracciones que puedan
provocar accidentes al manipular elementos calientes, cortantes o punzantes, o por choques al moverse o abrir puertas. En muchas culturas se sugiere tener una superficie reflejante detrás de la estufa tal como una placa de acero inoxidable ya que duplica virtualmente los fuegos y las comidas, recordemos que la abundancia de comida es señal de prosperidad.

Espacios de reunión

En la sala, el comedor, la terraza y todos los espacios que por lo general utilizamos como puntos de reunión, buscaremos darles un clima tranquilo y alegre, verificando el nivel de ventilación, su temperatura y humedad.

 

Aquí será preciso anular ciertos efectos agresivos como sentarse bajo grandes vigas, ubicar plantas u objetos delante de columnas o esquinas salientes de muros, evitar lámparas pesadas o muy bajas por encima de las ubicaciones de las personas. Para nuestros invitados, busquemos
lugares que les brinden un correcto control visual del espacio, en especial a las personas más introvertidas o inseguras para facilitarles una mayor sensación de confianza e integración, tratando de ayudarlos a tener una mejor posición para comunicarse.

 

Para estos espacios implementa un nivel de iluminación acorde al clima buscado —el más recomendable es una luz ambarina que denota calidez al ambiente—, una música ambiental agradable y acogedora que no obstaculice la comunicación entre los invitados. Esto contribuirá para compartir el momento de la mejor manera. Los asientos serán ubicados preferiblemente de forma circular.

 

Para la cena, será mejor una mesa de formas circulares u ovales, si se trata de una mesa larga busca que no se obstruya el contacto y la comunicación entre la comitiva. Agrupa a la gente por afinidades personales, generacionales o de temas de conversación, esto mejorará
el clima de la reunión.

Toda forma de afirmar los lazos afectivos como palabras, escritos, tarjetas, obsequios, fotografías, etcétera, son muy valiosos en estas fechas pues las personas tienden a estar más propensas a la sensibilización. Es un buen momento para disculparnos, perdonar y mejorar relaciones humanas: depende de cada uno de nosotros. No olvidemos que “aquello que sabe ceder dura más que lo rígido”.

El árbol navideño

El símbolo navideño más notable es el árbol de Navidad, para algunos, mientras que para otros es el pesebre, dependiendo de nuestras costumbres, éste deberá estar en un lugar protegido y destacado. En caso de llevar un árbol natural, habrá que ubicarlo en un lugar soleado y brindarle extremo cuidado, recordemos que se trata de un ser vivo que posee sus propias vibraciones y éstas se modificarán sustancialmente si la
planta sufre por su ubicación o por descuido.

 

Para activar la prosperidad ubicaremos una pequeña fuente de agua debajo del árbol. Coloquemos objetos dorados que, según la tradición, atraerán la prosperidad espiritual y económica. También podemos utilizar esferas de cristal facetado ubicadas cerca de una ventana o una fuente lumínica, esto atraerá la salud y la armonía.

 

Comencemos a decorar nuestro hogar con mucho ánimo, actitud y buena energía para cerrar este ciclo y comenzar el Año Nuevo llenos de optimismo y prosperidad. ¡Felices fiestas!

* Arq. Marisol Malagón González, AG Grupo
Inmobiliario S.A. de C.V., contáctala al teléfono: (33) 3719 8756, [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *