Mezcal: el sabor de mi tierra

El mezcal es una bebida típica mexicana que se elabora principalmente en Oaxaca, Jalisco, Zacatecas y Guerrero, se distingue por tener un gusano al fondo de la botella, al cual los antiguos indígenas le atribuían propiedades afrodisiacas.

El mezcal no es lo mismo que el tequila, como mucha gente cree. La diferencia entre estas dos bebidas va más allá del gusano que guarda en el fondo de su botella el mezcal. El tequila es una forma de mezcal y la diferencia radica en el proceso de elaboración y las pencas de las cuales se obtiene.

Fotografia: jlopezto.drupalgardens.com

La palabra mezcal, proviene del náhuatl mexcal mextl, que significa agave. Los indígenas sólo conocían el pulque y cuando los españoles llegaron a México e implementaron el proceso de destilación para la obtención de bebidas
alcohólicas, surgió el vino de mezcal, que con el tiempo dio pie al origen del tequila alrededor del año 1800.

 

La elaboración de mezcal es considerada artesanal, ya que está hecha cien por ciento de agave y no es un proceso tan industrializado como el del tequila. El gusano característico de esta bebida es extraído del interior de la penca y es considerado un afrodisíaco.

Fotografía: liquordigest.blogspot.com

 

Se reconocen tres tipos diferentes de mezcal: mezcal añejado, mezcal joven y mezcal reposado.

 

Esta bebida auténtica es resultado de la fermentación y la destilación de mostos de agave. El proceso comienza con la selección de las pencas, las cuales están alrededor de los 8 o 9 años. Los agaves de los cuales se elabora el mezcal son: Potatorum Zucc, Angustifolia Haw; mientras que el tequila se elabora de agave Tequilana Weber Azul.

Fotografía:  mezcalistas.com/tag/tasting/

 

Después de seleccionar las pencas, éstas serán cocidas en un horno de tierra durante un periodo de 48 a 72 horas. Ya cocidas, las pencas son puestas en un aro de piedra para empezar la molienda y después se pone en barricas de madera para que se fermente al aire libre y puede estar así de 4 a 30 días. Posteriormente, la destilación se realiza en alambiques de cobre donde la mezcla se calienta, se evapora y se condensa, y el goteo es recolectado. El alcohol ya destilado es colocado nuevamente en los alambiques para repetir el proceso, lo cual le da una calidad  incomparable.

Fotografía: http://www.vinumimporting.com/

 

Los mezcales reposados duran aproximadamente tres meses en barricas, mientras que los añejados deben de permanecer en las barricas mínimo un año.

 

El mezcal es una deliciosa bebida mexicana, se dice que si se consume con moderación mejora y prolonga la vida sexual de quien lo consume. No se diga más y a brindar con el sabor de nuestra tierra: una copita de mezcal ¡salud! 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *