La joyería nupcial

 

El vestido, el velo y el tocado han sido tachados de
tu lista de pendientes. Ahora, con un estilo absolutamente definido, llega el
momento de navegar entre piedras y metales preciosos.

Una vez adquirido el traje de novia y complementos
como el velo y el tocado, es tiempo de buscar la joyería nupcial. Acá tendrás
que hacer un alto total en el camino y pensar a fondo qué deseas y qué va bien
con tu estilo. Verás muchas piezas hermosas, y si el presupuesto favorece
querrás todo, desde los diamantes y las perlas hasta la bisutería. Todo.

Lo primero será
identificar el tipo de piezas que van mejor con tu personalidad y con tu
vestido de novia. Si llevas un vestido estilo vintage
lo ideal será complementarlo con joyería antigua,
con terminado avejentado o, bien, con piezas muy clásicas, si por el contrario
tu vestido es muy moderno, estilo celebrity,
decántate por joyas de diseño más actual, más
atrevido, brillos, diamantes, piedras con color.

Una vez
definido el estilo, hay que ir al vestido y a sus complementos. ¿Qué tipo de
piedras lleva?, ¿de qué color? Si usa de algún tipo en específico como perlas,
cristales, piedras color rosa, por ejemplo, ese será el material que deberás
elegir para tu joyería. En este sentido, hay que uniformar para lograr la
armonía: si tu vestido lleva cristal Swarovski, desluciría si se acompaña con
una pulsera de perlas o un camafeo, ¿cierto? Un par de pendientes del mismo
material y en el mismo color, se verían perfectos.

Para elegir el
diseño de cada pieza, digamos ‘la forma’ que tendrán los aretes, la pulsera o
la gargantilla, existe una regla bastante simple: los vestidos sencillos lucen
mejor con joyas elegantes de diseño vistoso, digamos más atrevido, pero
cuidando no exagerar; los vestidos con demasiadas aplicaciones como brillos,
holanes, encaje, cintillas e incluso faldas muy voluminosas, van mejor con
joyas de diseño sencillo.

Siendo más
específicos: escotes muy pronunciados se ven bien con juego de aretes y collar;
escotes pequeños se acompañan de un par de pendientes no muy largos. El cabello
recogido hace destacar tu cuello por lo cual los pendientes medianos te harán
ver bastante bien; a las melenas sueltas o semirrecogidas les lucen mejor los
pendientes largos, pues unos pequeños se perderían. Evita las pulseras si tu
vestido es de manga larga. Evita los broqueles si tu rostro es muy grande. Opta
por juegos de joyería completos: aretes, gargantilla y pulsera, evitando
comprar las piezas por separado.

Si el
presupuesto es limitado lo mejor será invertirlo en la menor cantidad de
piezas, por ejemplo, en lugar de un juego de aretes, gargantilla y pulsera de
mediana calidad, opta por un par de pendientes de buena calidad, te harán lucir
mejor y podrás conservarlos por más tiempo, incluso heredarlos. Si me aceptas
una última sugerencia: visita negocios establecidos que te ofrezcan garantía. ¡Suerte!

 

Fotografía

Barrera & Fitch Photography

www.barrerafitch.com/

https://www.facebook.com/lidia.fitch/

 

Artículos
relacionados

Joyas
para brillar

http://fiancee.mx/2012/7/joyas-para-brillar

Accesorios
de boda según tu cuello

http://fiancee.mx/revista/1875-accesorios-de-boda-segun-tu-cuello

Joyas
de la tierra

http://fiancee.mx/2011/9/joyas-de-la-tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *