Consejos para elegir tu vestido de novia

 

Una vez recuperada de la gran emoción que despertó el recibir tu sortija
de compromiso, lo más probable es que la primer preocupación por resolver sea
la elección de tu vestido de novia, ¿por dónde empezar?

La elección del vestido de novia es difícil, conozco chicas que utilizan
como primer recurso las revistas de bodas, en ellas ojean los modelos, eligen
el que, en su opinión, se le ve más lindo “a la modelo” y corren con
un diseñador o modista para que haga una réplica exacta. Este es un gran error,
lo que se le ve “lindo” a la modelo no necesariamente se le verá igual a todas
las mujeres, dado que todas tenemos cuerpos diferentes; la modelo es eso: un
modelo, una imagen perfecta, una mujer que dedica su vida a reunir los más
elevados estándares de belleza, generalmente, alta, de cuello largo y muy
delgada. Y no todas las mujeres somos así, por lo que nos favorecen cosas
distintas.

 

Otras novias inician la cacería del vestido perfecto probándose
todos los ajuares que cruzan su camino; en este caso, su elección final es
determinada por el precio, la motivación de la vendedora en turno o hasta
en el tiempo invertido en la búsqueda, es decir, terminarán eligiendo el primer
vestido que se probaron y no porque haya sido el que mejor les quedó, sino porque
fue la imagen más fresca y nueva que tuvieron de ellas mismas vestidas de
novia, todos los demás fueron sólo eso: “los demás”.

Las novias acostumbradas a tener su propio diseñador, pocas veces
lo dejan desarrollar su creatividad: piden al experto realizar una
creación similar a los modelos que suelen utilizar, por ejemplo si la novia usa
corsés, strapless
, faldas tipo A,
pedirá su vestido de con estas mismas características. ¡Y es normal! Somos
seres de rutinas, observen su clóset y notarán como unos colores predominan y
otros no están, y no es porque seamos expertas en imagen, es que nos gusta un
tono y lo repetimos constantemente, igual sucede con el tipo de corte
de nuestras prendas de vestir.

 

Sin embargo, el día de la boda, el ajuar debe ser perfecto, debe
resaltar las cualidades y ocultar los defectos del cuerpo de cada novia, y ese
es el objetivo. El secreto para alcanzarlo está en la sinceridad al
verse al espejo, en ese momento ustedes encontrarán lo que quieran ver: si
quieren ver arrugas, las verán; si quieren ver celulitis, la verán; si quieren
ver espaldas anchas, piernas gruesas, brazos rollizos, ¡también los verán!
Pero, eso no servirá de nada.

 

Para encontrar el vestido perfecto se requiere una observación objetiva
de uno mismo que nos ayude a determinar y aceptar nuestra complexión. Si no
creo poder vivir con mi cuerpo, debo trabajar para cambiarlo; y si la boda está
cerca y sé que me aman como soy, entonces me tocará a mí amarme, aceptarme y
encontrar lo mejor para mí pues las prendas de vestir me darán lo que no
tengo y me esconderán lo que me sobra si sé manejarlas a mi favor.

 

• Me falta busto y quiero que parezca que tengo mas: entonces, puedo
elegir un modelo con escote halter
—deja
al descubierto brazos, hombros y espalda y se abrocha en la
parte posterior del
cuello— ya que este modelo, visualmente, aumenta el tamaño del busto.

• Tengo demasiado busto y no quiero que se note: pues debo evitar
escotes pronunciados en línea V, adornos como pliegues, pedrería, moños y
holanes en esta zona, y prescindir de collares llamativos.

• Deseo ocultar mi panza o mis lonjitas: el corte imperio es
una muy buena alternativa, un modelo en el que la falda nace de la parte
baja del busto.

• Estoy caderona y no me agrada: en definitiva, los vestidos de corte
sirena o aquellos ceñidos de la cadera no son para mí. Los tipo imperio serán
lo ideal.

• Mi espalda es ancha: el vestido strapless no me favorece en nada, este corte incrementa
visualmente su tamaño. Un vestido con escote en V o redondo y cero adornos en
la parte superior me quedará de maravilla.

• He notado que me falta cintura: si es mi caso, un modelo con corsé de
cintillas en la espalda me la darán sin problema.

Al ir en busca del vestido ideal, hay que elegir bien a la persona que
nos acompañará. El novio no siempre es la mejor compañía ya que, para él, todo
lo que te pongas te hará ver hermosa. Puede ser la mejor amiga siempre y cuando
sea objetiva, y no aquella que en todo tiende a agradarte o a “darte el avión”,
como ahora decimos. ¿Tu futura suegra? yo creo que no, ella ya está viviendo
momentos difíciles, pues el dejar de ser la única mujer en la vida de un hijo
es algo que requiere un largo periodo de adaptación. Yo recomendaría que fuera
tu mamá, ella tiene el don de saber decir las cosas sin herir sentimientos: lo
que se nos ve bien, lo que no nos queda y lo que se nos ve espectacular.

 

Y si prefieres optar por un vestido diseñado exclusivamente para ti, una
maravillosa idea, el secreto será elegir un diseñador en quien tú confíes para
balancear tu sueño con tu realidad. Nunca el precio podrá determinar a este
artista, es la química que te ayuda a creer en él o ella, lo que te dará la
pauta.

 

 Ahora sí, arranca a buscar tu vestido de novia perfecto, pues
comenzar con ello es comenzar a vivir tu boda.

 

* Elizabeth Uribe de Petersen, Master Wedding Vendor ABC. Directora de
la Asociación de Consultores Nupciales en Jalisco,
[email protected] Directora de Specialty Cleaners, centro de
renovación, adaptación y limpieza de vestidos de novia en Guadalajara, Jal.,
Tel. (33) 3121 7794, www.specialtycleaners.com.mx,
http://specialtyc.blogspot.com, [email protected],
Facebook y Twitter: Specialty Cleaners.  

 

Fotografía

Dennis Berti

Fotógrafos de América

http://www.fotografosdeamerica.com/perfil-fotografo.php?253-dennis-berti-dennis-berti

Facebook:
www.facebook.com/fotografosdeamerica

Twitter:
http://twitter.com/#!/fotografos_amer   

 

Artículos
relacionados

Vestidos
de novia para tallas extra

http://fianceebodas.com/2012/8/vestidos-de-novia-para-tallas-extra–

Antes
de elegir tu vestido

http://fianceebodas.com/2012/4/antes-de-elegir-tu-vestido

Cuerpo
y vestido en armonía

http://fianceebodas.com/2012/4/cuerpo-y-vestido-en-armonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *