Gazebos

¿Qué
boda en la playa puede realizarse sin importante presencia de un gazebo? A la
hora de elegir el diseño, forma, flores y decoración que llevará no podemos más
que recorrer un poco de su historia para darnos cuenta cómo y de qué tamaño
debemos elegir nuestro gazebo.

También llamados
kioskos, pérgolas o pagodas, los gazebos en sus diferentes formas han estado
presentes en muchas de las culturas y sociedades, regularmente encontrados en
fastuosos jardines de importantes mansiones donde, por lo general, eran lugares
de descanso y recogimiento. Pequeño y lujoso rincón creado para disfrutar de
agradables tardes.

 

Los gazebos eran comunes en
los jardine
s egipcios hace cinco mil años y, por lógicas razones, sólo podían
estar en las casas de los miembros de la realeza quienes, ante la concepción de
sus jardines como pequeños paraísos, ponían especial atención en estos
espacios. Era tan fuerte la conexión entre los jardines y la vida después de la
muerte que algunos gazebos llegaron a adornar majestuosas tumbas de personajes
históricos.

 

La popularidad de estas
estructuras también se manifestó en Roma y Pompeya: los grandes grupos
aristócratas llegaron a tener tal colección de gazebos que eran considerados ya
una forma de estatus social. En Persia, eran sólo estructuras de columnas de
mármol, rematadas con tiendas o cúpulas muy coloridas y con tapetes en el piso,
algunos de ellos se construyeron sobre albercas de manera que el agua que
corría bajo el mármol mantuviera fresca toda la construcción.

 

China y Japón, por su
parte, crearos algunos de los más bellos conocidos como Pagodas o Casas de Té;
regularmente en estos lugares se hacían las ceremonias japonesas del té, se
decía que en estos lugares se podía tener contacto con la energía espiritual,
además de absorber la energía positiva de los hermosos jardines.

 

Hacia el siglo XIV
aparecieron en Francia con cuatro estructuras construidas alrededor del Museo
de Louvre; la influencia francesa provocó su auge en Inglaterra durante el
siglo XV, sobre todo en los jardines de la reina Elizabeth. Es en Inglaterra
donde surge la palabra “gazebo”, colocada en el diccionario bajo la siguiente
definición: “Diseños innovadores de templos chinos” (William Halfpenny,
1752).  Sin embargo los
investigadores no se han puesto de acuerdo aún en la etimología de la palabra.

Fue hasta 1800 cuando los
gazebos ganaron popularidad en el continente americano, esto debido al
crecimiento de la clase media y al afrancesamiento de las costumbres de vida.
Sin duda, estas estructuras eran un símbolo de estatus social, aunque su
propósito original fue y siguió siendo el de descanso.

 

Al parecer la utilización
de los gazebos en las bodas inició en las celebraciones norteamericanas y
europeas quienes realizaban sus celebraciones en los jardines de las enormes
casas; aquí la ceremonia principal era llevada a cabo en las regularmente
suntuosas estructuras que adornaban el centro del jardín. La necesidad de
buscar nuevos espacios para bodas llevó a que los gazebos salieran de los
jardines y modificaran sus estructuras básicas, siendo ahora una gran variedad
de opciones desde bambú, acero, madera, telas o simplemente hojas secas o
palmeras.

 

Como hemos visto, los gazebos
han jugado un papel fundamental en la historia, ahora que lo sabes, elige el
que más se adapte al estilo de boda y, claro, a tu gusto.

 

* Diseño gazebos: Vodax
Detalles de Lujo, Tel. (322) 224 9767 y 221 1638, http://fransalazar.com/

 

Artículos relacionados

Campeche, tu mejor destino

http://fiancee.mx/revista/1130-campeche-tu-mejor-destino

¡Cásate en Jamaica!

http://fiancee.mx/revista/510–casate-en-jamaica

Bodas destino: top five

http://fiancee.mx/revista/1423-bodas-destino-top-five

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *