En martes…

En estos tiempos tan modernos, donde se supone que la
razón predomina por sobre todas las cosas, es poco común que la gente haga caso
a las supersticiones de la abuela; pero, ¿qué pasa cuando el tema de
conversación es la boda? ¿siguen o no vigentes esos ritos?

Creer en la buena o mala suerte es cosa del pasado en
esta vida tan electrónica y científica; sin embargo, las bodas están llenas de
supersticiones cargadas de buena o mala suerte y, querámoslo o no, concientes o
inconcientes del origen de estas tradiciones, las novias y las mujeres a su
alrededor, cuidan que cada uno de estos ritos se cumplan a cabalidad.

 

Pensando en eso, he preparado una pequeña lista de
las supersticiones más comunes para atraer la buena fortuna y alejar a la mala
suerte de la nueva pareja. ¿Quieres conocerla?

 

Para la buena fortuna

Lo más popular es que la novia porte algo azul, algo
viejo, algo nuevo y algo prestado. Cada artículo tiene un significado especial,
por ello es importante su uso en el ajuar nupcial.

 

Lo azul simboliza la fidelidad que estará presente
durante la vida del matrimonio, puede ser la liga, el lazo, un detalle en el
ramo, una joya; algo viejo representa el vínculo que tienes y tendrás con tu
familia y tu pasado dándole continuidad a lo que hacías antes de la boda,
usualmente es una joya que te vincula con tus ancestros; lo nuevo lleva
implícita la esperanza y fe en que la unión será feliz y duradera; mientras que
lo prestado o usado augura que siempre tendrás buenos amigos a tu lado, en la
Edad Media se creía que usando algo de una amiga que fuera feliz en su
matrimonio se atraería la felicidad hacia la vida de la nueva pareja, puede ser
un pañuelo o un broche.

 

Otra superstición que no es muy conocida y que quizá
en pocos años quede completamente fuera de uso pues no estamos muy
acostumbrados a seguir las fases de la luna, es casarte en luna llena, se dice que
es un augurio de buena fortuna, fertilidad y abundancia. Lo mismo representan
las bodas realizadas en lunes, que podría implementarse para el matrimonio
civil pues nadie se casa a la iglesia entre semana. El domingo también es un
buen día para empezar una vida juntos ya que ese día representa la salud,
alegría y abundancia para los nuevos esposos, de igual manera, este día sólo
aplica para el civil, pues la Iglesia Católica no realiza matrimonios este día.

 

Los diamantes auguran pureza y dureza en el matrimonio,
así que si tienes oportunidad de portarlos en tu Gran Día, no lo pienses dos
veces.

 

Mala suerte

Desde hace años, se dice que es de mala suerte que el
novio vea el vestido de la novia antes de la boda. En la actualidad, esto se ha
vuelto un rito casi imposible de cumplir pues entre las largas distancias y lo
recortado del tiempo, en ocasiones, los novios anteponen la sesión de fotos a
la celebración.

 

Otro augurio de mala suerte es que el novio porte la
corbata chueca o torcida, pues podría haber problemas de infidelidad en el
matrimonio.

 

Una más difícil de cumplir en estos días tan modernos
y que justamente por eso está perdiendo vigencia, es arrojar arroz a los novios
al salir de la iglesia. Esto era un signo que garantizaba la fertilidad de la
pareja; pero, considerando que es un alimento, muchos templos y parroquias han
prohibido este ritual.

 

Esta es una de las que me acuerdo que están en boga
desde hace más de cuatro décadas: la novia no debe ponerse perlas, pues
representan las lágrimas del nuevo matrimonio.


 

Casarte en martes 13 es otra manera de atraer el
infortunio. Resulta que el día martes está consagrado a Marte, dios de la
guerra en la mitología romana, mientras que el 13 es el número del Arcano de la
Muerte en el tarot, así que la mezcla de estos dos simboliza la muerte por
guerra de tu relación, ¡huye de casarte en esa fecha!

 

Para evitar que llueva el día de tu boda —lo cual
también, se dice, sería un matrimonio lleno de pesares y lágrimas—, rézale a
Santa Clara o lleva una docena de huevos al convento de las clarisas.

 

Compartiendo la felicidad

Además de todos estos ritos, hay algunos otros que te
permitirán compartir tu felicidad con las personas que te rodean. Por ejemplo,
si alguna de tus amigas casaderas logra atrapar el ramo que aventarás durante
el festejo, significa que será la próxima soltera en llegar al altar.

 

Ahora bien, si se trata de ayudar a las chicas
casaderas para que pronto se vistan de novias, puedes escribir sus nombres en
un papelito y colocarlo en tu zapatilla derecha desde antes de entrar al
templo, esto simbolizará que, en poco tiempo, ellas también estarán
intercambiando sus votos de amor.

 

Por último, si una de tus amigas, no ha tenido la
fortuna de encontrar a su media naranja, préstale tu anillo de compromiso y
cuándo se lo ponga en el dedo anular pídele que dé siete vueltas, ello le
augurará el futuro y feliz enlace nupcial. ¡Buena suerte!

 

Fotografía

Pieter Van Landschoot

Fotógrafos de América

http://www.fotografosdeamerica.com/perfil-fotografo.php?161-pieter-van-landschoot-pieter-van-landschoot

Facebook: www.facebook.com/fotografosdeamerica

Twitter: http://twitter.com/#!/fotografos_amer   

 

Artículos relacionados

Tradiciones de boda en el
mundo

http://fiancee.mx/revista/995-tradiciones-de-boda-en-el-mundo

Tradiciones de compromiso

http://fiancee.mx/revista/520-tradiciones-de-compromiso

Tradiciones de boda
¡sorprendentes

http://fiancee.mx/revista/778-tradiciones-de-boda-sorprendentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *