Presupuesto de bodas

Una de las preguntas más frecuente entre las parejas que comienzan la planeación de su boda es ¿cuánto debemos gastar? Pues bien, teniendo delimitado el presupuesto lo ideal será sacar porcentajes para determinar cuánto invertir en cada servicio.

 

Cuando los novios deciden contraer nupcias y celebrar la gran decisión, lo primero es ver, entre ambos, de cuánto disponen para realizar el festejo. Ya que se tiene una cifra exacta, a la que habrá que apegarse religiosamente, se procederá a ver cuánto dinero invertir en cada servicio lo que les permitirá hacer rendir al máximo su dinero y no terminar más endeudados de lo necesario.

Hay que considerar que la celebración del matrimonio implica tres gastos diferentes: la fiesta, la luna de miel y el amueblamiento del hogar. En este caso nos centraremos en la fiesta. A continuación te daremos el porcentaje aproximado que, de manera general, podrás destinar a cada rubro.

 

Cada pareja distribuye su presupuesto conforme a sus preferencias, por ejemplo, algunas destinan mayor porcentaje al salón del evento para poder elegir el que está de moda, otras prefieren invertir más en su vestido de novia y el arreglo personal, en el banquete, en la música o en la fotografía. Es cuestión de gustos.

Como modelo imaginemos una boda de 200 mil pesos mexicanos para 100 personas. De acuerdo a nuestra tabla, se invertirían 100 mil pesos en la recepción, esto incluiría el banquete, el pastel de bodas, el alquiler del salón y las bebidas (trago largo y coctelería); 20 mil pesos se destinarían ajuar de la novia (vestido, velo, ramo, joyería, zapatillas, lencería, maquillaje y peinado) y al ajuar del novio; otros 20 mil serían para el grupo musical o el DJ; 16 mil a la fotografía y al video; 16 mil más para centros de mesa, arreglos, ramo, azahar; 6 mil pesos serían para los anillos; 6 mil para los gastos de la boda civil y religiosa; 4 mil para invitaciones, boletos, menús, croquis, etcétera; 4 mil para el transporte nupcial; 2 mil para los recuerdos, y 6 mil pesos para imprevistos.

De manera general, hay cinco factores a los que se les dará preponderancia y en los cuales no se podrá escatimar: el lugar del evento, el banquete, la bebida, la música y el arreglo personal de los novios. Igual de importante será contar con unfondo de ahorros para emergencias del cual poder echar mano en caso de servicios o invitados no contemplados.

Ahora sí, en sus manos está la distribución delpresupuesto, analicen qué rubros son prioritarios para ustedes y ¡adelante! ¡A trabajar en equipo!

Artículos relacionados

Presupuesto supuesto

El costo del “Sí, acepto”

¿Cuánto gastaremos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *