El uso del color en tu hogar

Basándonos en la
teoría compositiva del color, donde los factores determinantes son armonía y
contraste, abordaremos la importancia del uso el color en nuestro hogar.

Referirnos a
“armonía” es tener en claro que la composición de colores que hagamos en
nuestro hogar va a ser complementaria y unificadora de un todo, que equivale a
la esencia que estamos imprimiendo en nuestra casa. Esto es darle un carácter,
una personalidad propia que refleje las sensaciones que nos gusta transmitir.
Para lograr esa armonía cromática necesitaremos basarnos en tres colores:

 

  • El dominante: será un matiz neutro que se
    aplicará en la mayor parte de la superficie. Su función es destacar los
    dos colores restantes que integran nuestra elección cromática.
  • El tónico: complementa a nuestro color dominante.
    Es el más potente en color y se integra como toque de audacia,
    atrevimiento y punto focal de detalles por destacar (puede ser el muro de
    ingreso, alfombra, cortinas, remate visual, etcétera).
  • El mediador: su tarea es crear la transición
    entre los dos colores anteriores. Generalmente es más cercano a la
    tonalidad del color tónico.

 

Y, continuando con la armonía, existen tres reglas de oro que debemos
aprender para lograr la perfección: el color más oscuro se colocará en suelo;
el color intermedio se aplicará en muros, y el color más claro estará en el
techo.

El contraste se crea cuando la unión de varios colores
produce una especie de choque, logrando una combinación de colores más vital y
dinámica. Está por demás decir que en nuestro hogar debemos tener cuidado en la
aplicación de nuestros tres colores elegidos ya que, una oposición demasiado
violenta entre dos o más colores, puede producir un efecto desagradable e
inconscientemente nos hará experimentar sensaciones no agradables, esto sucede
cuando perdemos el equilibrio.

Para no errar en nuestra decisión, revisemos el
círculo cromático en el que podremos apoyarnos para lograr la mejor composición
armónica y contraste:

Asimismo, los
principios básicos del color en la decoración, se condensan en cinco
combinaciones basadas en el círculo cromático. Veamos cuáles son.

 

Combinaciones
monocromáticas

Consiste en utilizar
un solo color y sus matices, por ejemplo verde claro, verde intermedio y verde
oscuro. Esta monotonía se puede atenuar aplicando distintos tipos de texturas
en alfombras, cortinas, edredones, tapices, que sean las que provoquen el
contraste y utilizando matices de color adyacente, como azul claro, azul
oscuro.

 

Combinaciones por
analogía

Consiste en elegir
matices que contengan un mismo color como base: amarillo, amarillo-verdoso y
amarillo-anaranjado. Esta combinación está dada por colores que en el círculo
cromático son adyacentes, o sea que están uno al lado del otro. Por ejemplo, un
color primario y los dos que están a su lado.

 

Combinaciones de
complementarios

El complementario es
aquel color que en nuestro círculo cromático se ubica justo frente al otro. Los
complementarios de los primarios, por ejemplo, son los secundarios. Las
combinaciones de colores complementarios producen el mayor grado de contraste
sin caer en la desarmonía. En decoraciones aburridas o poco vitales, podemos
animarlas con detalles en colores complementarios.

 

Combinaciones por
complementos divididos

Esta combinación se
consigue eligiendo un color y los que se encuentran a los lados de su
complementario en el círculo cromático, como podría ser azul, amarillo-naranja,
rojo-naranja. 

 

Combinaciones por
tríos armónicos

Tomando como punto de
partida cualquier color, podemos trazar un triángulo equilátero en el círculo
cromático, que nos dará, en sus vértices, los otros dos colores restantes que
formarán el trío armónico. De esta manera, los primarios formarán un trío
armónico entre sí, igual que los secundarios. Por tratarse de una combinación
demasiado violenta (colores que “chocan” entre sí), se utilizan
relativamente poco y con mucho cuidado.

 

Psicología del
color

  • Como regla
    básica de diseño: los colores cálidos estimulan, los colores fríos
    tranquilizan.
  • Azul: el
    color frío por excelencia. Representa la paz, la paciencia, la diplomacia,
    la estabilidad, la fidelidad, la seguridad, la racionalidad. Disminuye la
    tensión sanguínea y las pulsaciones. Tiene un fuerte efecto relajante
    sobre las personas.

  • Verde:
    representa la naturaleza, la frescura, la fertilidad, el crecimiento, la
    esperanza. Abre la mente, favorece la concentración y el pensamiento
    abstracto. Tiene efectos relajantes y de equilibrio.
  • Rojo:
    ejerce un fuerte impacto sobre las personas y es muy estimulante.
    Representa el poder, la excitación, el movimiento, la pasión. Utilizado en
    exceso puede resultar agresivo.

  • Café:
    simboliza el suelo, la tierra, la tradición, la seguridad. Los materiales
    en tonos café expresan proximidad a la naturaleza, como el cuero o la
    madera. Los tonos café-beige tienen efectos relajantes.
  • Naranja: se
    parece al rojo, pero sin tanta fuerza. Color cálido e íntimo que favorece
    la interacción con los demás de una manera informal, además de estimular
    el apetito. Lugares ideales: zonas de bienvenida, áreas de reunión
    informal y cocina.
  • Amarillo:
    simboliza la luz, el sol, la energía. Favorece la actividad del cerebro,
    estimula la comunicación, la creatividad y la inspiración. A menudo
    representa el intercambio de información, de ahí que muchas cocinas estén
    decoradas en amarillo y llamen al punto de reunión familiar informal.

 

En general, el uso ideal del
color es aquel que integra, en un mismo ambiente, armonía y contraste; aquel
que te hace percibir las sensaciones que tanto te agradan y que van acordes a
tu personalidad.

Con estos principios básicos
dejen a un lado el miedo al color, suelten la rienda a su imaginación y
atrévanse a crear figuras en los muros de su casa, úsenlo en elementos de
decoración como jarrones, portaretratos, marcos de cuadros e, incluso, en la
iluminación. Ya verán qué fácil resulta mantener el equilibrio teniendo a la
mano su esquema del círculo cromático. Mucha suerte y ¡a colorear se ha dicho!

 

* Arq. Marisol Malagón González, AG Grupo
Inmobiliario S.A. de C.V., contáctala al teléfono: (01 33) 3719 8756, [email protected].

 

Artículos relacionados

Tu propio bar en casa

http://fiancee.mx/revista/624-tu-propio-bar-en-casa

Feng Shui en casa

http://fiancee.mx/revista/313-feng-shui-en-casa

Los espejos

http://fiancee.mx/revista/318-los-espejos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *