Armonía con plantas

El Feng Shui procura el equilibrio, la armonía, para
que la energía fluya de forma positiva en nuestro entorno; las plantas son un
excelente elemento para lograr este propósito.

Para la disciplina antigua del Feng Shui su base está
sentada en el manejo del Chi, es decir de la energía que está presente en todos
los espacios. En un hogar, las plantas resultan más que un factor ornamental,
funcionan como piezas claves para activar la energía positiva y protegernos de
la energía negativa. Otro beneficio de las plantas es que purifican el aire que
nos rodea y llenan de vida nuestra
atmósfera con sus colores.

Según el Feng Shui,
las plantas sirven para suavizar espacios con ángulos y son capaces de
transformarlos en lugares con mejor energía para favorecer la armonía de la
habitación.

Lo primero que
hay que considerar al colocar alguna planta en tu casa es que esté sana, ya que
un planta enferma o medio marchita no favorece el flujo del Chi, mientras que
las que están sanas y lustrosas, sí. Lo mejor es evitar que las plantas
enfermas permanezcan mucho tiempo dentro de la casa, es preferible sustituirla
por otra que esté sana. En el caso de las plantas que se van marchitando, hay
que retirar las hojas secas ya que parecen sin vida y no son muy recomendables
para activar el Chi. Es importante proporcionar a las plantas un cuidado
adecuado porque son seres vivos, por ejemplo el Feng Shui sugiere podarlas cada
mes, ya que un planta descuidada suele atraer la energía negativa.

La ubicación de
las plantas tiene mucho que ver con su desarrollo, plantas como las azaleas y
la hiedras crecen mejor si se colocan hacia el norte, mientras que los geranios,
las margaritas y las dalias florecen más si se sitúan con vista al sur. Al
elegir plantas para tu casa debes tomar en cuenta que sean de tu agrado, que
tengan hojas de preferencia redondeadas o de formas suaves. Si optas por
plantas de formas poco amistosas, es decir con espinas o con hojas puntiagudas,
sólo asegúrate de que no estén cerca de las personas o bien, rodéalas de
plantas con siluetas menos hostiles.

Llevar el color
y la vida de las flores a tu entorno es una buena idea ya que las flores naturales
llevan buenas vibras y alegría. Una ramo multicolor que represente a los cinco
elementos (fuego, agua, metal, madera y tierra) mantiene activa la energía,
mientras que un ramo de un solo color, resaltará un elemento en concreto.
Prueba colocar en tu recámara un ramo con rosas en color rosa para favorecer el
amor.

En cuanto a
plantas y flores artificiales, no son recomendables ya que no tienen energía;
pueden utilizarse con moderación mientras parezcan lo más natural posible.

El Feng Shui no
es partidario de la ostentación y las formas rebuscadas, por eso opta por que
las macetas sean de diseño sencillo.

Para los
jardines busca un lugar de paz, donde el hombre entre en contacto con la
naturaleza; por ejemplo, tener plantas en macetas y unos cuantos arbustos, que
son buenos conductores del Chi, además brindan protección y privacidad. También
es recomendable que el jardín tenga un estanque o una fuente para que el agua
esté en movimiento y siempre limpia.

Como ves,
llevar un poco de la naturaleza a tu casa puede ser beneficioso tanto para tu
salud como preservar el buen gusto e la decoración.

 

Artículos relacionados

Jardín de hierbas culinarias

http://fiancee.mx/revista/304-jardin-de-hierbas-culinarias

Cubierta viva, ¡un jardín en la azotea!

http://fiancee.mx/revista/876-cubierta-viva-un-jardin-en-la-azotea

Naturaleza en casa

http://fiancee.mx/revista/328-naturaleza-en-casa

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *