20 consejos para una comunicación efectiva

Las relaciones de pareja enfrentan retos difíciles de sobre llevar, uno de ellos, y quizá el principal, es la incapacidad de comunicarse de manera efectiva.

La falta de comunicación en el matrimonio puede llevar a la pareja a la separación emocional, primero, y después al divorcio legal; según las estadísticas, ésta se encuentra entre las diez principales causas de divorcio.


    La comunicación es la herramienta principal para transmitir lo que sentimos y pensamos, cualquier deficiencia en ella traerá como consecuencia conflictos personales, laborales, de pareja, familiares y sociales. El hecho de que la mala comunicación sea una de las princpales causas de divorcio nos lleva a los teraputas a alertar a las parejas para que enfrenten este fenómeno con inteligencia, poniendo todo de su parte contrarrestarlo.


    En la mayoría de los casos el problema o dificultad para comunicarse tiene su origen en la familia, es decir, se llega al matrimonio con muy pocas habilidades y destrezas para comunicarnos por lo que la relación termina sufriendo las consecuencias. Si de niños nuestros padres tuvieron una pobre y mala comunicación entre ellos, a su vez que con los propios hermanos, este disfuncional clima familiar en nada favorecerá el desarrollo de la comunicación personal, por lo tanto, muchas personas llegaremos a la edad adulta con cierto grado de deficiencias que saldrán a la luz en nuestra vida de pareja.


    Esta carencia pueden aflorar en el mismo periodo del noviazgo, por lo que debemos estar alertas y ofrecer apoyo a nuestra pareja en caso de ser necesario. En el noviazgo la comunicación más utilizada es aquella con gran contenido demandante y emocional, y en menor grado prevalece la comunicación razona o reflexiva, por tanto, una comunicación asertiva se vuelve indispensable. La asertividad, tan poco desarrollada en las parejas, es una habilidad social que nos permite expresar nuestras opiniones y puntos de vista sin agredir ni ser agredido, sin ser sumiso y sin mostrarnos a la defensiva. A continuación les ofrezco veinte recomendaciones para mejorar la comunicación con su  pareja.

20 consejos
1. Definir qué es lo que se busca obtener: desahogo, soluciones, crítica, apoyo.    
2. Practicar la escucha activa: entender la comunicación desde el punto de vista del que habla. No es lo mismo oír que escuchar: oír es percibir vibraciones de sonido, escuchar es entender, comprender lo que se oye.
3. Tener disposición psicológica: estar preparado interiormente para escuchar al otro. En este punto es necesario examinar con atención lo que se dice, los objetivos y los sentimientos de la otra persona.
4. Hacerle saber al otro que lo estás escuchando: lo hacemos en automático con expresiones como: ya veo, entiendo, uh… o mediante la comunicación no verbal: contacto visual, gestos, inclinación corporal, etcétera.
5. Evitar las distracciones: apaguen su teléfono móvil, el televisor, la música, eviten cualquier factor que pudiera desviar su atención.
6. No interrumpir al que habla.
7. No juzgar: lo que para unos es malo, para otros es bueno; lo que unos ven como algo bello, otros lo encuentran carente de belleza. Recordemos que todo tiene dos caras.
8. No ofrecer ayuda o soluciones prematuras: esperemos a que el otro termine de exponer su problema para hacerlo.
9. No rechazar lo que el otro esté sintiendo: “No te preocupes, eso no es nada…”.
10. No contar “tu historia” cuando el otro necesita hablarte: te dice que ha tenido un pésimo día en la oficina y tú respuesta es: “Uy, a mí me fue peor…”.
11. No contra argumentar: dice “Me siento mal” y tú respondes “Yo también”.
12. Evitar el “síndrome del experto”: ya tienes las respuestas a su problema y ni siquiera te ha contado la mitad de su historia.
13. Mostrar empatía: se trata de ponernos en los zapatos del otro, escuchar sus emociones, entender sus razones y tratar de comprender lo que siente; sin embargo, entenderlo no quiere decir que aceptas o estás de acuerdo con la posición del otro. Usa frases como: “Entiendo lo que sientes”, “Noto que…”.
14. Parafrasear: para asegurarnos de que hemos recibido correctamente el mensaje lo mejor es repetirlo de manera breve con nuestras propias palabras: “Según veo, lo que pasaba era que…”, “¿Quieres decir que te sentiste…?”, si se tiene alguna duda respecto a la comprensión es válido hacerlo saber: “¿Te entendí bien?”, “¿Estoy en lo cierto?”.
15. No criticar, hacer énfasis en lo que la persona hace y no en lo que “es”: las etiquetas no ayudan a que la persona cambie, sino que refuerzan sus defensas. Hablar de lo que es una persona sería: “Eres un flojo”; mientras que hablar de lo que hace sería: “Últimamente te veo muy cansado”.
16. Punto por punto: discutir los temas de uno en uno, no “aprovechar” la ocasión para reprochar los errores de los últimos meses. Discuten sobre el orden en el hogar y aprovechas para reprocharle que olvidó su aniversario.
17. No acumular emociones negativas: cada desacuerdo, cada molestía, es necesario hacerlo saber al otro, esto evitará, a la larga, una hostilidad destructiva.
18. Tiempo y lugar correcto: buscar el lugar y el momento adecuados para comunicar aquello que deseamos. Enfrascarnos en una discusión cuando los dos están molestos, regresan del trabajo o se encuentran en una reunión con amigos, solo empeorará las cosas, busquen el momento oportuno sin dejar pasar demasiado tiempo.
19. El pasado, pasado es: rememorar antiguos pleitos, sacar a relucir errores o fracasos pasados, no aporta nada provechoso y despierta malos sentimientos.
20. Ser específico: concreto, preciso, no dar rodeos, ir al grano, esta es una de las normas principales de la comunicación.

El proceso de comunicación eficaz requiere una actitud madura y el deseo de comprender a nuestra pareja, pese a sus limitaciones en este sentido; si somos tolerantes podremos mejorar este importante aspecto de nuestra vida en común y hacer de cada encuentro un momento de crecimiento y conocimiento.

* Dr. Psic. Héctor Ornelas Delgadillo, escritor, investigador, terapeuta y psicotraumatologo, fundador del Centro de Intervención en Crisis de Zapopan, Jal. Contacto: [email protected] Consultas: (33) 3656 7572, Cel. 044 333 490 28 13.


Fotografía
Arody Sánchez
www.arodysanchez.com/
http://twitter.com/#!/arodySanchez  

Artículos relacionados
Consejos para las esposas
http://fiancee.mx/revista/1119-consejos-para-las-esposas
Consejos para los maridos
http://fiancee.mx/revista/1120-consejos-para-los-maridos
Crisis matrimonial
http://fiancee.mx/revista/832-crisis-matrimonial–16-consejos-para-evitarla-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *