Cómo elegir el menú de tu boda

El acierto en el banquete de bodas lo notarás en el
rostro de tus invitados; el menú es uno de los factores fundamentales en toda
celebración. La presentación, el olor y el sabor invitan a disfrutar el
festejo. No se equivoquen en una decisión tan importante.

La elección del banquete de bodas no tiene porque
convertirse en un verdadero dolor de cabeza. Para evitar este tipo de
desasosiego y ofrecer un menú delicioso es conveniente que un experto te
oriente y, además, que tomes en cuenta los siguientes factores, los cuales
facilitarán la elección.

 

Desayuno, comida o cena

Para escoger el menú, debes estar segura del horario
de tu boda, ya que con base en esto podrás saber si será desayuno (a partir de
las nueve de la mañana), comida (a partir de la una de la tarde), brindis (a
partir de las cinco de la tarde) o cena (a partir de las siete de la noche), y
con base en el horario descartar los platillos que no se adecuen a la boda.

 

Presupuesto

El tipo de menú o comida a convidar será determinado
por el porcentaje que se destinó a este aspecto. Podrán acordar si presentan un
menú servido de 1, 2, 3, 4 o 5 tiempo, buffet, taquiza o coctel; optar por
carne, pollo, mariscos o pescado; ofrecer canapés sofisticados o sencillos.

 

Número de comensales

El número exacto de invitados te ayudará a escoger el
banquete, éste deberá estar dentro del presupuesto estimado. Es vital
elegir platillos que sean servidos
como debe ser, es decir que tu número de invitados no sea pretexto para
atenderlos de manera inadecuada. Considera que es de mal gusto el tiempo que se
tarden en servir uno y otro platillo.

Para una boda
tipo coctel, donde se ofrezcan bocadillos o canapés, el número aproximado del
tipo salado son entre 6 y 8 por persona, dulces 2 y 3 por persona. Si es tipo buffet,
la variedad de alimentos es considerable para los gustos de todos los invitados.

 

Diversidad para todos

El sabor, textura, presentación y color son las características
que deben lucir en cualquier tipo de convite que ofrezcan. Procura ofrecer
variedad y presentar otro tipo de platillos para los invitados que lo
requieran. Las diferentes opciones de postre (pastel, barra de postres, barra
de café) y la forma de presentarlos, es un cuestionamiento que puedes consultar
con tu banquetero.

 

Evita lo exótico

Pensar en el gusto general te ayudará a elegir el
platillo adecuado, por ejemplo, es más fácil que a los invitados les guste más
la carne roja que el pato.

 

El amor entra por los ojos

La presentación de los platillos es muy importante.
Pide a tu banquetero que te muestre fotografías de los platillos, pues es
posible que por el nombre se te antojen, pero podría suceder que la
presentación no sea lo que esperaban. Piensen si a ustedes se les antojaría que
en una boda sirvieran eso.

 

Espacio y tiempo

El lugar que hayas escogido para llevar a cabo su
boda influirá de manera notable para el banquete que ofrecerán. Si te casas en
la playa aprovecha para servir pescado o mariscos, si presentarás solo
bocadillos opta por camarones u ostiones, caviar, etcétera; si contraes
matrimonio en época de frío en la ciudad, elige un platillo que se sirva
caliente. Si es temporada de calor o un lugar de temperaturas elevadas ofrece
cocteles, margaritas o martinis de sabores, aguas frescas, cerveza, etcétera,
conforme vayan llegando los invitados. Pero si la ceremonia se encuentra cerca
de una fecha especial (fiestas patrias, decembrinas, etcétera) aprovecha para
mostrar el banquete adecuado a la fecha.

 

Boda con estilo


De acuerdo al tema o estilo de tu boda puedes basar
la selección del menú: mexicano, contemporáneo, formal, italiano, clásico,
etcétera.

 

Bebidas


El convite a ofrecer será quien determine el tipo de
bebidas que deben presentar; por ejemplo, un banquete de 3, 4 o 5 tiempos será
bien acompañado por vino blanco o tinto dependiendo de los platillos que se
sirvan, y para la fiesta tragos largas; para un coctel, se recomienda vino y
champaña o vino espumoso. Generalmente, los factores que se aplican a la
comida, también se aplican a la bebida, como el tipo de boda, hora, época,
lugar, presupuesto y gustos, esto lo deberían decidir entre los dos. Es bueno,
además, contemplar bebidas no alcohólicas para aquellos que no toman.

 

Formalidad de una boda

La vestimenta de los novios y de los invitados debe
ir de acuerdo al tipo de boda y festín que ofrezcan. Si optaron por un pequeño
coctel informal, asegúrense que los bocadillos sean igualmente informales. No
olvides que lo sencillo no significa barato ni corriente. Por más sencillo que
sea, cuidando la presentación puede lucir magnífico. Si por el contrario, se
desea llevar a cabo una boda para más de 600 invitados en un lugar exclusivo,
lo aconsejable será ofrecer un banquete de 5 tiempos, atendiendo siempre la
presentación de los platillos, y recordando siempre que lo elegante no siempre
significa caro.

 

El montaje

Si la idea es servir un banquete en forma, no sería
adecuado si se planea rentar mesas de bar, pues los partícipes se verán en
dificultades al momento de comer. Si solo ofrecerán bocadillos sería ideal
montar mesas de bar, periqueras, suficientes para que los invitados no tengan
necesidad de desplazarse al otro extremo del salón para colocar su bebida y
probar la comida.

 

Es importante que te pongas de acuerdo con tu
banquetero para escoger el menú adecuado, tomando en cuenta los factores
anteriormente mencionados, una vez decidido el tipo de banquete. La prueba del
mismo se realizará con anticipación para aceptar o realizar cambios. Suerte y
¡buen provecho!

 

Artículos relacionados

¿Cuánto gastaremos?

http://fiancee.mx/revista/164-cu

El menú de tu boda

http://fiancee.mx/revista/489-el-menu-de-tu-boda

Boda en petit comité

http://fiancee.mx/revista/1047-boda-en-petit-comite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *