Lo tuyo, ¿es mío?

Llegó la hora de vivir con la persona de tus
sueños y aunque la idea es compartir absolutamente todo lo que ambos tienen,
hay que reconocer que también hay límites, uno de ellos son los espacios
físicos y el tiempo que cada quien tiene para sí. Descubre qué tanto los
respetas.

1. Tu pareja revisa su correo electrónico, en
ese momento toca la puerta el vecino para pedirle que, por favor, mueva su auto.
Esta es la ocasión perfecta para echar un vistazo a su cuenta de correos, tú:



                            Fotografía: dreamstime.com

a) Ni te acercas, prefieres respetar y conservar
la confianza que te tiene.

b) ¿Qué tanto es tantito? Das una mirada como de
escáner, pero suficiente para saber con quién se comunica.

c) Abres sin ningún reparo su correo y los
revisas todos, ¿o qué? ¿no se supone que en la pareja no debe haber secretos?

 

2. Los viernes tu pareja sale temprano del
trabajo y aprovecha la tarde para visitar a sus padres, actividad que por lo regular
realiza sin tu compañía. ¿Cómo lo tomas?

                          Fotografía: http://www.sxc.hu

a) Muy bien, me gusta que mantenga sus lazos
familiares al día. Cuando llega hablamos sobre las novedades en su casa.

b) No me agrada mucho, creo que puede prestarse
a que sus padres pregunten sobre nuestra relación y quieran intervenir en ella.

c) Es una locura, pareciera que no quedó claro
que ahora su familia soy yo. Así que, apenas salgo del trabajo, corro a su
casa.

 

3. ¿Con qué frecuencia llamas al celular o a la
oficina a tu pareja?

 

                         Fotografía: http://www.sxc.hu

a) Sólo cuando es necesario comunicarnos algo o
para saber que ambos llegamos con bien a nuestro destino.

b) Por lo menos tres veces, así sabrá que
siempre está en mi mente.

c) Todas las ocasiones que puedo, ¡faltaba más!
La tierra es de quien la trabaja.

 

4. Hay un evento que organiza la empresa donde trabaja el amor de tu vida y
en la que estarán presentes todos sus compañeros. Tu comportamiento es:

 

a) Normal. Le pido que me presente a todas las
personas para que, cuando me platique de ellos, sepa de quién me habla y trato
de integrarme.

b) Me presento con todos como su pareja. Me
mantengo a distancia, pero aprovecho la oportunidad para observarlos, quizá
pueda detectar si alguien le muestra un interés más allá del laboral.

c) No me aparto ni un momento de su lado y le
demuestro mi amor todo el tiempo para que les quede claro que ya tiene quien lo
ame.

 

5. La mejor amiga de tu pareja lo invitó a cenar
porque necesita que la ayude a resolver un problema, él acepta su invitación.
Tú:

                                                            Fotografía: http://www.sxc.hu 

a) Respetas su decisión y les deseas que la
velada sea provechosa.

b) Le propones que la invite a la casa, para que
puedas verlos mientras charlan.

c) Te apareces en el lugar sin previo aviso,
pues piensas que seguramente le dará mucho gusto recibir esa sorpresa.

 

Mayoría de A

¡Hay tiempo para todo! Aunque disfrutas de su
compañía y comparten proyectos, sabes que también es importante que tu pareja
tenga un espacio para sí mismo, lo cual lejos de hacerte sentir fuera de su
vida te da elementos para fortalecer la relación y tener más temas de qué hablar
cuando les toca pasar tiempo juntos. Muy bien, esta relación sí que tiene futuro.

 

Mayoría de B

Te necesito cerca. Es necesario que aprendas a
darte un respiro. Es cierto que la idea es compartir buenos y malos momentos;
pero, dentro de ello, todos necesitamos un tiempo para disfrutar de cada
aspecto de vida que contribuya a hacernos felices. Relájate y empieza a darle
confianza a esa persona que tanto amas.

 

Mayoría de C

¡Todo de ti me interesa! ¿Realmente quieres
compartir todo o pretendes verificar cada paso que da tu pareja? Es un buen
momento para que analices por qué actúas de esa manera. Quizá piensas que
mientras más sepas de él o ella, más cercanos estarán; pero, no olvides que
todos los extremos son malos y con el paso del tiempo afectarás su unión. Dense
su espacio, descubrirán que todo es mejor cuando la relación se basa en el
respeto y el amor.

Generar un ambiente de
libertad y confianza con la pareja termina por entretejer lazos
inquebrantables, de ahí que sea tan importante que desde los primeros días de
vida en común, ambos respeten y promuevan los espacios que tienen reservados
para sí. Después de todo, la mayor prueba de amor que se han dado, es el hecho
de compartir un proyecto para el futuro.

 

*
Ernesto Esquivel
,
contáctalo en www.sermexico.org.mx,  bojorge@teleton.org.mx.

 

Artículos relacionados

Justa o indiferente

http://fiancee.mx/revista/1066-justa-o-indiferente

Amorosa de temporada

http://fiancee.mx/revista/868-amorosa-de-temporada

¿Qué espíritu de empleado tienes?

http://fiancee.mx/revista/742-que-espiritu-de-empleado-tienes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *