¡Más tiempo juntos!

Es una realidad que, en
estos tiempos, las parejas enfrentan una serie de adversidades y limitaciones
que les impiden compartir más tiempo juntos, lo que a la larga resulta una
debilidad en el fortalecimiento de sus lazos afectivos. 

En mi consulta como terapeuta es muy frecuente ver cómo los cónyuges
intercambian recriminaciones respecto al poco tiempo que pasan juntos, aunado a
ello escucho reproches sobre lo exhaustos que ambos se encuentran al llegar a
casa, tanto física como emocionalmente, mostrándose indispuestos para compartir
lo que cada uno ha vivido durante el día.

Por otro lado, es sabido —y bastante común— que la
hora del desayuno, comida y cena se realizan de manera individual, tanto padres
como hijos, ya que los horarios y las distancias son un verdadero obstáculo que
impide la convivencia en estos lapsos de tiempo.

Las parejas de hoy invierten gran parte de su tiempo
en traslados, actividades profesionales, compromisos laborales y sociales que
van en detrimento de su vida en común. De ahí que planear su agenda y
establecer prioridades resulte de vital importancia.

Organizar en conjunto las actividades que realizarán
y el tiempo que invertirán resultará básico para sacar el mayor provecho a los
minutos que pasen juntos no sólo para brindarse demostraciones de cariño y
afecto, sino también para desarrollar una comunicación asertiva donde se logre
comunicar y escuchar las opiniones y sentimientos del otro con paciencia,
interés y sin censura ni recriminaciones.

En algunos países en donde he tenido la fortuna de
vivir, he podido observar de qué manera las parejas aprovechan su tiempo libre
para lograr una mayor convivencia, les comparto esas opciones.

 Darse la
ducha o tomar el baño juntos por la mañana es una agradable alternativa para
quienes buscan compartir mayor tiempo con su pareja. Además de ser una
actividad bastante relajante y placentera prolonga el contacto físico y resulta
bastante divertida.

Realizar alguna rutina de ejercicios físicos o
practicar algún deporte en pareja es muy estimulante. No se requiere pagar una
cuota para inscribirse en el gimnasio pues es posible realizarlo dentro de su
misma casa, en el jardín o en el parque más cercano. Practicar actividades
físicas en pareja es mucho más tentador que hacerlo solo, el apoyo, la
motivación y el trabajo en equipo convierten esta experiencia en algo bastante satisfactorio
resultando una gran oportunidad para conocerse más a fondo, combatir la rutina,
el aburrimiento y el estrés. Este hábito se reflejará hasta en la cocina pues
el menú del día se conformará por platos sugeridos por ambos propiciando una
mayor convivencia, fortaleciendo su relación y potenciándo la comunicación.

Leer el mismo libro e intercambiar comentarios puede
ser una dinámica de convivencia muy cautivante para los amantes de la lectura,
pues aún cuando ambos leerán lo mismo, su percepción no será igual. Ya sea que
cada cual lo lea en su tiempo y espacio o que uno le lea al otro en voz alta o
hasta elegir diferentes títulos para compartirlos después.

Los juegos de mesa también se pueden considerar como
opción para disfrutar de una mayor convivencia al igual que tomar clases de
baile, asistir a cursos o talleres que resulten de interés para ambos, practicar
disciplinas orientales, ver películas en casa, programar salidas juntos: ir al
cine, al teatro, a conciertos o actividades culturales y recreativas, incluso,
realizar las labores domésticas en pareja, en fin, son muchas actividades si lo
que se busca es estar y compartir el tiempo con tu cónyuge.

Todos sabemos que las parejas de hoy,
desafortunadamente, se separan por muchos motivos y razones, pareciera que lo
que sobran son causas para hacerlo. Llegar a formar una familia es una gran
responsabilidad y hacerse cargo de ella resulta ser todavía mas difícil. Para
vivir en pareja se requiere tener cierto grado de madurez fisíca y psicológica,
si ustedes consideran que aún no la tienen, lo mejor será esperar.

Compartir la vida con otra persona, puede ser una
fortuna o una desdicha, por ello es importante que ambos se esfuercen desde el
inicio de la relación compartiendo la mayor parte del tiempo disponible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *