¡Aprende a conocerla!

Estar consciente de lo
que quieres, te ayudará a elegir a la persona adecuada con la cual compartirás
tu vida.

Luis estaba interesado
en iniciar un romance con Daniela, su compañera de escuela; pero después de
observar algunas conductas que ella tenía, decidió dejar de lado sus
sentimientos, pues se dio cuenta que deseaba tener una novia que lo respetara.

A pesar del
gran incremento en los índices de violencia femenina, este es un tema tabú en
la sociedad, donde se niegan o muchas veces se justifican estos incidentes;
motivo por el que la mayoría de los hombres no alcanzan a distinguir este hecho
o simplemente por presión social deciden callarlo.

“Los
hombres, igual que las mujeres, tienen derecho a decidir y planear con quién
iniciar una relación. Cuando un chico está interesado en comenzar a ligar, es
importante que analice dos puntos primordiales que deben coincidir: Lo que
quiere él de la relación y lo que ella realmente puede ofrecerle. Debido a que
muchas veces, el agrado que se tiene por esta persona, hace que se omitan sus
defectos, con lo que se pierden de vista los deseos y necesidades de él. Esto
puede derivar en futuros desconciertos dentro de la relación, pues a la larga
verá aquello que se negaba a aceptar”, asegura la psicóloga Mónica Caramel,
especialista en asesoría juvenil.

Al elegir
una pareja, se escoge el tipo de vivencias que se desean tener, pues cada
relación deja huella en las vidas de los involucrados. “La mejor forma para
saber si eres compatible con alguien, es escuchar lo que dice tu instinto: si
sientes miedo de iniciar una relación con alguien por su comportamiento o su
carácter, debes tener cuidado. El instinto es un mecanismo de defensa que
tenemos todos y no falla, pues su función principal es protegernos”, señala la
experta:

De la misma
forma, indica la terapeuta, existen ciertos rasgos de comportamiento para
identificar la violencia ejercida por las mujeres como son la violencia física,
psicológica y verbal, siendo las dos últimas las más comunes. Éstas se reflejan
en acciones como:

 

• Ofender a otras
personas con palabras agresivas, amenazadoras o intimidatorias.

• Recurrir al chantaje
para lograr sus fines.

• Gritar a la menor
provocación.

• Enojarse con facilidad
sin tener control de sus reacciones.

• Utilizar la burla como
medio para agredir.

 

Si éste es
tu caso, es aconsejable que replantees tus deseos de iniciar un romance con
ella, pues en ocasiones es mejor desistir y ahorrarse problemas. Las personas
no cambian su comportamiento a menos que ellas así lo decidan; y esperar esto
es erróneo.

“Una
relación sana es aquella que concuerda con tu forma de pensar y te hace sentir
bien; está basada en el respeto mutuo y en la autorrealización de cada
individuo y la pareja misma. No es necesario pensar en matrimonio para tener un
buen romance; cada noviazgo brinda experiencias y crea un futuro para los que
lo viven”, asegura la psicóloga.

Donde
existen dudas puede haber riesgos innecesarios y fáciles de prevenir. Escucha
tu voz interna. Un acto de madurez es cuando una persona ejerce su capacidad
para crear relaciones basadas en el respeto al prójimo y a sí mismo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *