Tus muebles

En esta ocasión, nos enfocaremos al mobiliario
que necesitarán para equipar su nidito de amor, un espacio que reflejará la
personalidad de ambos fusionando sus gustos en un solo estilo. 

Los principales aspectos a los que debemos
prestar atención al momento de elegir nuestros muebles son: el gusto, las
necesidades, su funcionalidad y la decoración o estilo que deseamos
implementar. En el mercado podemos encontrar una amplia gama de diseños capaces
de satisfacer todos estos rubros, sin importar cuan extraños o complejos puedan
ser nuestros gustos.

Los propios estilos limitarán las elecciones. No es fácil perdernos pues
tu decisión, en gran parte, se basará en el tipo de casa o departamento que
vayan a habitar. Si la construcción es moderna, los muebles serán de
vanguardia; si el lugar es colonial o clásico, tenderá más a lo conservador.
Aquí es muy importante resaltar que “vanguardia” no significa que no puedas
incluir algún acento o elemento decorativo vintage o retro, de la misma manera
en lo “conservador” puedes innovar con una escultura, una pintura o una lámpara
de actualidad que le dará un toque muy in a tu hogar. 

Los complementos son esenciales a la hora de decorar un espacio, entre
ellos podemos optar por juegos de mesas o cómodas, cajoneras, espejos, repisas
de cristal o madera para colocar esculturas o plantas, un sillón especial, una
pecera, una lámpara ornamental, etcétera. Aunque a muchas parejas les parezca
extraño, los detalles suelen realzar la imagen de su vivienda, le imprimen
carácter y personalidad de hogar, claro, siempre y cuando sean acordes a la
decoración del lugar. 

Los muebles para el hogar están determinados
por los estilos, y es que el “estilo” es algo muy personal, es lo que exhibirá
gran parte de su personalidad como pareja. Por ejemplo, es posible que les gusten las
líneas elegantes de las piezas contemporáneas o, bien, que prefieran el encanto
tradicional del mobiliario del siglo XVIII. Para darles una idea más clara, les
enlistaré las tendencias que están presentes en este momento.

Tradicional

Posee una docena de subcategorías que van desde el Renacimiento italiano
a Luis XV, pasando por la Reina Ana, Thomas Chippendale y Art Decó. Los muebles
para el hogar tradicionales son los más conservadores, incluso podríamos decir
que son los más formales. Cuentan con una gran cantidad de detalles elegantes:
líneas curvas detalladas, diseños simétricos, maderas oscuras y brillantes como
la caoba y el cerezo y, por último, una fina tapicería.

Contemporáneo

Los muebles para el hogar estilo contemporáneo
son los que surgieron a partir de la segunda mitad del siglo XX, por eso
decimos que no son “modernos”, pero poseen un aire actualizado de líneas curvas
elegantes y formas simples bien definidas. A esta tendencia se le considera adelantada
y sus diseños exclusivos favorecen a la simplicidad, tal como al enfoque
minimalista; los accesorios para acompañar a este tipo de mobiliario están
confeccionados generalmente en metal y vidrio.

De transición

Los muebles denominados como “de transición” son aquellos que mezclan
influencias de una gran variedad de categorías, tanto nuevas como antiguas
obteniendo por resultado estilos tradicionales muy versátiles. El mobiliario de
esta clase es fácil de combinar y crea una apariencia informal al mismo tiempo
que relajada.

Ecléctico

Los muebles para el hogar que incluyen esta apariencia presentan una
mezcla muy variada de estilos compatibles, es decir, un armario puede llegar a
combinarse con un sofá y un sillón contemporáneos y agregar luego mesas
similares, pero que no hagan juego, que no sean de la misma línea. El diseño de
muebles eclécticos hace un cruce de estilos y periódos donde el color es un
denominador común; entre los accesorios podemos encontrar objetos de distintos
lugares del mundo, obras de arte poco comunes o piezas con gran valor
sentimental.

El secreto para un amueblado perfecto en tu hogar consiste en encontrar
un estilo base a seguir que obedezca a las características esenciales del
inmueble, complementar con objetos decorativos que impriman el carácter que
ustedes como pareja desean transmitir y la atmósfera que quieran compartir.

Es sumamente importante la luz y el color en los muros de su hogar,
estos deben ir acorde con la gama que han elegido para su mobiliario, creando
un equilibrio perfecto entre lo tangible (mobiliario) y lo intangible (color e
iluminación).

Atrévanse a ser creativos, a crear espacios en los cuales se sientan
integrados, reflejados y con un sentimiento de apropiación de ese lugar que, de
hoy en adelante, llamarán “nuestro hogar”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *