Pétalos siempre frescos

Esto del amor, es maravilloso. Tras la
pedida de mano es seguro que tu dulce hogar se llenará de hermosas y perfumadas
flores, muestra del amor que te prodiga tu enamorado. Para que su belleza,
aroma y colorido se conserven durante más tiempo, te hemos preparado algunos
consejos. Toma nota.

Es indiscutible, las flores naturales son
un elemento cargado de energía positiva que además de embellecer el espacio
donde se encuentran, crean una atmósfera cálida y armoniosa. Existen diversos
trucos que te ayudarán a conservarlas frescas durante un mayor periodo de
tiempo ya sea que las adquieras en la florería, el mercado, el súper o,
simplemente, que seas una de las afortunadas prometidas que reciben el amor de
su pareja envuelto entre pétalos y aromas.

• Si las compras, adquiere los ramos
florales minutos antes de llegar a tu casa, así llegarán más frescas. Rechaza
aquellas que estén expuestas al sol o que tengan varios días. Si las cortas en
tu jardín hazlo por la mañana o al atardecer.

• Al llegar a casa, y antes de
introducirlas en el jarrón, deja que sus tallos se sumerjan en agua durante un
par de horas para que se recuperen del traslado. Quita las hojas que vayan a
quedar sumergidas en el agua y corta los tallos en forma diagonal.

• Lava perfectamente los floreros. Los de
plata tienen un efecto antibacteriano y conservan las flores frescas durante
más tiempo. Evita tocar sus flores o acariciarlas constantemente.

• Una vez en el florero, trátalas como si
fueran plantas de interior: evita que reciban directamente los rayos de la luz
solar, las corrientes de aire, las temperaturas elevadas y los ambiente secos.

• Durante las noches sácalas al balcón o
a la terraza (siempre que no haga frío) o colócalas en una habitación fresca y
con la ventana abierta.

• En el mercado existen conservadores,
usándolos adecuadamente y en las cantidades convenientes, logran duplicar la
vida de las flores. Estos productos eliminan las bacterias con lo que se evita
tener que cambiar el agua del jarrón a diario. Basta con que se mantenga un
nivel constante añadiendo agua fresca de vez en cuando.

• Si no usas conservantes, cambia el agua
del jarrón diariamente y recorta un poco sus tallos para que no se obturen los
conductores ni se infecten por bacterias.

• Depositar una aspirina dentro del agua
del jarrón es un método eficaz para mantener su frescura si no se poseen
conservantes.

• Otros trucos que ayudan a conservar las
flores son: verter un chorrito de vinagre blanco en el agua del jarrón, añadir
unas gotitas de ginebra, usar limonada en lugar de agua o depositar una moneda
de cobre. El truco de echar azúcar no está bien considerado porque obtura los
conductos del tallo.

• Si observas que tus flores se comienzan
a marchitar antes de tiempo, prueba a revivirlas: corta un poco sus tallos,
posteriormente, llena un florero con agua caliente e introduce en él las flores
y colócalas en un lugar oscuro. Una vez que el agua esté fría, sácalas y sustituye
el agua por agua fría.

• Las rosas son un tema aparte. Si las
cortas de tu jardín realiza el corte exactamente por encima de una hoja y
realízalo con una inclinación grande (en bisel o diagonal). Una vez dentro del
jarrón evita que les dé el sol y cambia el agua con regularidad, así las
conservarás hasta por dos semanas. Diariamente corta un pequeño trozo del tallo
en forma diagonal.

Recibir flores es un privilegio que llena
de emoción a cualquier persona; obsequiarlas es aún más gratificante. Sé original
y envíale un estupendo arreglo de flores a tu prometido, te aseguramos que le
encantará. Después podrás compartir con él estos consejitos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *