Herramientas básicas para el hogar

Tener en casa un equipo de herramientas
es tan básico como los artículos limpieza y la despensa, ya que siempre será necesario
colgar un cuadro, cambiar un fusible y hasta hacer un poco de plomería.


Tu boda fue preciosa, la luna de miel
resultó un verdadero encanto y ahora que ya están los dos en casa,
probablemente, tendrán que hacer algunos arreglos y reparaciones, y qué mejor
que tener a la mano una útil caja de herramientas con los objetos necesarios
para poner manos a la obra.

Las herramientas básicas

• Flexómetro: también conocido como metro
de bolsillo, cinta métrica de metal, de 2 metros o más, que se enrolla en una
caja de plástico de tamaño reducido.

• Martillo de uña: sirve para clavar y
sacar clavos.

• Cinta de aislar: también llamada cinta
de PVC, se emplea en trabajos de instalaciones eléctricas.

• Cinta de teflón: sirve para sellar
tuberías y reparar fugas.

• Pinzas de mecánico: se pueden utilizar
en varias posiciones y con ellas es posible apretar objetos curvos o planos.

• Pinzas de electricista: son utilizadas
para aprisionar, retorcer y cortar cables.

• Pinzas de punta: se emplean para curvar
alambres o sujetar objetos pequeños, además de que, por su forma, son ideales
para trabajar en espacios estrechos.

• Juego de desarmadores planos: tienen la
punta plana y debe de tener el ancho de la cabeza del tornillo que se pretende
aflojar o apretar.

• Juego de desarmadores de cruz: sirven
para apretar tornillos con cabeza de cruz, su punta es roma (fina y en cruz) y
las ranuras son curvadas en el punto de unión.

• Llaves españolas: también llamadas
llaves abiertas, tienen las mordazas fijas y anguladas, desde 15 a 90 grados;
sirven para apretar tornillos de difícil acceso.

• Perico: Tiene múltiples funciones,
puede usarse para apretar tornillos y tuercas y su mordaza es ajustable.

• Taladro eléctrico: es una herramienta
versátil que puede hacer agujeros en superficies de metal, plástico, madera y
concreto.

Otros objetos que nunca están de más en
casa son: clavos y tornillos de diferentes tamaños, fusibles, navaja multiusos,
lámpara de baterías, espátulas, brochas y rodillos para pintar, serrucho y una
sierra.

Es importante que las herramientas las
tengan guardadas en una caja especial y, de preferencia, mantenerlas fuera del
alcance de los niños para evitar accidentes.

Recuerda que al hacer un trabajo de
reparación, desde clavar un clavo hasta arreglar una fuga de agua, implica un
riesgo, por lo cual hay que ser muy cuidadosos pues siempre existe la
posibilidad de sufrir una lesión. Y si la reparación que requiere tu hogar es
muy complicada o no saben cómo hacerla, lo mejor es que acudir a un experto,
que si bien será un gasto extra, también es cierto que evitará un gasto mayor
debido a una mala reparación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *