Dos corazones, un mismo idioma

Una boda espectacular México-Noruega fue la
que celebraron Hilde y Gerardo con cosas típicas de cada país, entre ellas, una
tarta de bodas al estilo noruego y una barra de postres con dulces muy
mexicanos. Echemos un vistazo para ver cómo les quedó.


Lo extraordinario de este festejo, además del gran amor de los hoy esposos, fue la manera tan exquisita de fusionar sus diversas costumbres, lo que dio por resultado una boda divertidísima donde todos los invitados terminaron por estrechar grandes lazos de amistad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *