Degustar con los dedos

Una de las prácticas más antiguas y conocidas por la humanidad es comer con las manos. En el siglo XI
era común este tipo de hábitos, además de arrojar los restos al suelo y usar
conejos como servilletas.


Los cubiertos son un invento
relativamente reciente en la cultura Occidental, su uso se remonta a apenas dos
siglos. El origen de la palabra cubierto no guarda demasiado apego a los instrumentos actualmente conocidos por
nosotros.

En la
antigüedad, el veneno era uno de los métodos más recurrentes para asesinar a
las altas personalidades; fue entonces que se generalizó la costumbre de
cubrirs; fue entonces que se generalizó la costumbre de cubrir los platos de
los gobernantes y poderosos para evitar que los envenenaran.

 La palabra francesa couvert (cubierto)
pasó a designar no sólo al plato, sino a todo el servicio de la mesa que
incluye cuchillo, tenedor, cuchara, pan y servilleta.

El ser humano decidió
dejar de comer con las manos por
motivos de higiene y por el deseo de las clases altas de distinguirse del
vulgo. A partir de los siglos XVI y XVII comenzaron a utilizarse algunos
cubiertos, antes la cuchara que el tenedor, cuya invención se atribuye a
Leonardo Da Vinci.

En la
actualidad existen diversos alimentos que el protocolo recomienda comer sin
cubiertos o usando manos y cubiertos. Para evitar un ambiente desfavorable a la
hora de comer, lo mejor es estar seguro, tranquilo y seguir las normas de
protocolo. A continuación te damos
algunos consejos sobre cuáles alimentos se comen con las manos y cuales no.

 

Aperitivos

Dependen de la situación: en cocteles, lunchs y actos
en los que permanecemos de pie, es ordinario que se tomen con la mano; si al
contrario, estamos sentados a la mesa, se toman con el tenedor.

 

Aceitunas

Se toman con la mano o con palillo, dependiendo
de cómo se nos ofrezcan; utilizar el tenedor es tarea muy complicada.

 

Alcachofas

Las hojas se toman una a una con las manos y se come
la parte carnosa dejando la fibrosa a un lado del plato. El corazón se toma con
el tenedor.

 

Langostinos y similares

En su mayoría se toman con las manos, auxiliados por
unas tenazas para romper las partes más duras del mismo (como las patas). Si el
marisco se sirve preparado (gambas peladas, colas de langosta o bogavante,
etcétera), se toma solamente con el tenedor.

Es conveniente
cuando se come marisco poner un recipiente de agua con limón para limpiarse los
dedos. También son adecuadas las toallitas impregnadas con limón.

 

Mejillones y almejas

Los moluscos de cáscara se toman con el tenedor o
introduciendo un trozo de la cáscara, como si fuera una cuchara, en la boca.

 

Caracoles

Hay que utilizar los cubiertos especiales, uno para
sujetar el caracol y otro tenedor
de dos largos dientes para extraer la parte comestible.

 

Espárragos

Se toman por el tallo con los dedos, se mojan en una
salsa, si se desea, y se introduce la parte mojada a la boca, dando un solo
bocado y sin chupar. También se puede utilizar el tenedor si se desea.

 

Espaguetis

Utilizar sólo el tenedor para enrollarlos y llevarlos
a la boca es lo más adecuado, ayudarnos con la cuchara es de mal gusto.

 

Huevos duros

 Se toman
con el tenedor tanto para comerlos como para trocearlos.

 

Quesos

La mayor parte de los quesos se toman con los
cubiertos de postre. Si son quesos cremosos o cremas de quesos se untan como
paté.

 

Caviar

Se toma con una cucharita y se deposita sobre un pan
tostado o pan untado previamente en mantequilla, se sirve sobre el pan, pero no
se estruja, manteniendo las bolitas enteras.

 

Postre

La mayoría se toman con los cubiertos del postre,
unos   con la cucharilla
(helados, sorbetes, cremas, mousses), y otros con el tenedor (tartas, bizcochos, frutas cocidas). Determinadas
piezas como los pastelitos pequeños, bocaditos o bombones, se toman con la mano
y de un solo bocado.

 

Frutas pequeñas

Ciruelas, cerezas, etcétera, se sirven lavadas y se
toman con las manos, retira el hueso de la boca y con discreción déjalo en el
plato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *