Mitos y realidades del maquillaje

El maquillaje es la mejor inversión de cualquier mujer ya que nos hace lucir aún más bellas de lo que somos, y la belleza, sin duda, es un reflejo del alma.

En mi profesión como make up artist una logra ver de todo y un poco más, hasta lo que nunca te imaginaste. Han pasado por mis manos todo tipo de caras: preciosas, súper cuidadas, deshidratadas, descuidadas, cutis envidiables y cutis con mucho por hacer; personas mayores de 50 años con rostros divinos, personas no tan agraciadas pero con una personalidad arrebatadora… De ahí que me tome el atrevimiento de definir al maquillaje como un objeto tangible de belleza por medio del cual podemos resaltar facciones, camuflar, disimular y hasta ocultar imperfecciones logrando así la perfección del rostro de cualquier mujer.

Es por ello que en esta edición desmentiremos los tres mitos más comunes del maquillaje para que tú como consumidora directa de productos de belleza tomes la mejor decisión a la hora de realizar tus compras y, por supuesto a la hora de maquillarte o de que te maquillen, ya sea para tu boda o cualquier otro evento en el que te conviertas en el centro de atención.

Mito No. 1: “El corrector debe ser del color de mi maquillaje o un tono más bajo”.

Realidad: ¡chicas, no! No hagan eso por favor. El corrector como su nombre lo dice, está indicado para corregir únicamente, por lo que deberá ser en un tono opuesto a la imperfección que deseas disimular. Ubiquémonos por un minuto en el círculo cromático y digamos que se trata de tus ojeras que son más o menos de un tono azul, bueno pues tu corrector tiene que ser lo más naranja que puedas encontrar, porque el naranja es el opuesto o complementario al azul. Si se trata de un imperfección rojiza como ojeras, venitas, irritación en las aletas de la nariz provocadas por la gripe o un molesto granito rojo, aplica corrector verde sobre el problema, una vez difuminado con la yema de los dedos y ya que fue absorbido, se aplica el maquillaje normal. Mis favoritos: la paleta de correctores de Sephora.

Recomendaciones: el corrector, sin la debida hidratación es mejor amigo de los grandes enemigos de la mujer: ojeras, patas de gallo y bolsitas. Antes de aplicarlo hidrata tu rostro para evitar resequedad, sobre todo en el área de los ojos. Mi recomendación: Aquasource Non Stop Yeux, de Biotherm.

Mito No. 2: “ El día de mi boda tengo que usar máscara de pestañas a prueba de agua”.

Realidad: otro gran mito. Casi todas las máscaras de pestañas elaboradas a base de aceite resultan demasiado pesadas para las pestañas dificultando su movimiento natural; para quienes poseen pestañas muy lacias resulta un verdadero martirio estar condenadas a una máscara a prueba de agua porque nunca permitirá que las pestañas se levanten como es debido, si es tu caso opta por las de agua, te servirán perfectamente bien.

Recomendaciones: si tus pestañas son sumamente lacias, a menos que tengas planeado saltar a una alberca, las máscaras a base de agua te funcionarán perfectamente bien.

Mito No. 3: “El blush o rubor se aplica como triángulo invertido en la cara para corregir el área de los pómulos”.

Realidad: los maquilladores utilizamos bases, correctores y polvos para lograr un look tridimensional que oscurezca y resalte ciertas áreas de la cara, como los pómulos; pero, nunca utilizaremos el rubor para lograr ese objetivo pues su específica función es dar color y vida al rostro. Tremendas impresiones me llevo cuando veo en algún baño de restaurantes o bares a las chicas aplicando el rubor en círculos o en frente, barbilla, nariz y hasta en lugares dónde, definitivamente, no debe de ir.

Recomendaciones: aquí te doy un sencillo tip para la correcta y sencilla aplicación del blush: sonríe, localiza el centro de la “manzana” de tu mejilla y coloca tu dedo índice ahí, sin retirarlo, coloca tu pulgar sobre tu oreja y deslízalo hacia tu índice, esa línea es la que tienes que colorear con el rubor.

Espero que estos pequeños consejitos te ayuden ya seas la novia, la madrina, la hermana o la mamá de la novia, recuerda que el maquillaje es el toque final para ese día tan importante y como toda chica linda, deberás lucir fabulosa. Si necesitas algún consejo, recomendación o simplemente deseas ampliar alguna información, no dudes en contactarme, estaré encantada de asesorarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *