Expresiones de amor

En esta ocasión, quiero dedicar una pequeña reflexión a las expresiones de amor, tan necesarias en nuestra vida diaria y tan olvidadas por los esposos. Pero sin confundamos el amor con la pasión.

Al parecer, se cree que las expresiones de amor son uso exclusivo de los novios pues muchas personas piensan que éstas están prohibidas para los esposos, ¿a poco no? Los novios se la viven en arrumacos, besos y caricias, mientras los esposos pocas veces llegan si quiera a expresarse un ‘te quiero’.

Casi siempre, en la sala del cine por ejemplo, podemos adivinar cuál pareja está casada y cual no, ¿cierto? Y esto sólo con ver las características de sus caricias. ¡Ah!, pero no nos confundamos, hay de caricias a caricias: unas son las que las parejas utilizan sólo para informar que desean un acto sexual (que poco o nada tienen de caricias), y otras son las preciosas y encantadoras palabras, gestos y acciones que expresan la magnitud del amor que se siente por el otro. A éstas últimas son a las que me refiero, caricias suaves, constantes y creativas que nacen del corazón. De éstas debemos de acordarnos siempre y no sólo en el noviazgo sino en el matrimonio y en el día con día.

Hay caricias que dan pena ajena (las primeras que señalé); nos hacen sentir incómodos y deseamos desaparecer cuando somos testigos; esas debemos evitarlas a toda costa, tanto el hacerlas como el evitar recibirlas en lugares públicos, pues debemos darnos a respetar.

Para ser más exactos, me refiero a esos novios que pareciera que no tienen manera de demostrar su amor mas que con caricias que incomodan a los demás; éstas mismas, lejos de hablar de su profundo amor, hablan de una pasión pasajera que no respeta ni tiempo ni lugar. Y no habla sólo por quien la otorga, sino también por quien las recibe.

El amor verdadero es sabio, sabe esperar, sabe gozar y no se queda en esa pasión que como viene se va; quien no puede contener ese tipo de caricias exclusivamente para la intimidad, en un lugar a solas, es difícil que pueda amar a plenitud pues es esclavo de su adición al placer.

Mi mensaje para los novios es que continúen manifestando su amor en caricias tiernas y no pasionales, ya que externar el afecto con ternura ayuda a mantener una comunicación constante; las palabras de amor son la mejor manera de expresarse. Eviten las caricias que exhiben ya que no hablan de amor sino de pasión, inseguridad o despecho y eso deja mucho que desear; sin contar con que incomodan a los espectadores.

Y a los esposos les recuerdo que no deben olvidar las palabras de ternura y la expresión de su amor mediante románticas caricias, gestos palabras y detalles pues con el paso de los años, la rutina y los compromisos de la vida diaria, éstos se vuelven el alimento básico del amor. Y mucho menos que dejen estas mismas expresiones de amor para el momento de romance en la habitación, esto sólo provocará que se pierda su verdadero valor y grandeza. Recalco que las caricias deben ser constantes… Pero prudentes y asertivas.

Esos novios que se besan frente al ex de él o de ella para ponerlo a prueba, son sólo de telenovelas, no de vidas reales donde luchamos por consolidar un amor verdadero.

Nuestro cuerpo es todo lo que poseemos, es quien habla de nosotros, y nuestra tarjeta de presentación, por ello debemos respetarle y darle el valor que merece, pues si ni yo mismo lo respeto, ¿qué espero que hagan los demás? Hay lugares donde se puede comprar caricias pasionales, pero nunca habrá un lugar donde se pueda comprar un amor verdadero.

Este es un buen día para reflexionar sobre nuestras expresiones de amor, pensar si éstas manifiestan lo que realmente siento por mi amado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *