Los espejos

¿Nunca lo habían pensado? Bueno, pues es maravilloso, aquí les propongo algunas ideas de diseño para decorar su nuevo hogar con la magia de los espejos.

El espejo, básicamente, tiene una función práctica; sin embargo, no dejaremos de lado su función decorativa que será la clave para lograr ambientes y espacios virtuales mediante sus propiedades reflejantes. ¿Quieres saber cómo?

El espejo como función
Supongamos que hay una pequeña habitación de madera, por ejemplo un pequeño baño. En este cuarto el espejo es, obviamente, funcional, es utilizado para rasurarse, cepillarse los dientes, maquillarse, peinarse, en fin; sin embargo, cuando una pieza es tan evidentemente funcional, como el espejo, hay maneras de hacer que éste sea el foco de atención y el eje sobre el cual gire la decoración y el ambiente que desean crear.

Pueden conseguir un espejo con algún elemento de ornamentación tal como un esmerilado, alguna incrustación o un marco increíble, incluso, es posible optar por un determinado tipo de vidrio.

El espejo como decoración
En la sala o el comedor es muy común colocar espejos; cuando se piensa en esto, no lo hacemos de una manera funcional precisamente, sino a manera de ornamentación, tal como colgar algún cuadro. Esta superficie reflejante es decorativa en el sentido de que, una vez colocado en espacios sin función aparente, parece ser el adorno principal.

Si la razón principal es decorar, entonces ustedes pueden jugar con tamaños y formas agregando un toque de su propia personalidad al espacio. Por ejemplo, pueden hacer una composición de varios círculos de espejos en diferentes dimensiones, lo mismo con formas cuadradas, triangulares o asimétricas, todo está en su imaginación.

El espejo creador de espacio
El espejo debe tener un propósito específico y ese propósito puede ser la manera en que el espejo o los espejos se funden con los colores de la habitación, así como del espacio en general y los muebles de esta área.

Si ustedes tienen una habitación que necesita un toque de brillo o desean crear la ilusión óptica de un espacio más grande o más luminoso, pueden probar estos trucos de diseño.

Al colocar un espejo en un muro, asegúrense de que el espejo refleje algo interesante, como una ventana, una lámpara, una puerta, una pieza de arte o una vista al jardín.
Los espejos de gran tamaño lucen espectaculares apoyados, simplemente, en el muro de cualquier habitación.
Cambiar el tamaño de una pequeña habitación puede lograrse de manera visual colocando un espejo que abarque toda una pared, desde el suelo hasta el techo.
En un pasillo angosto cuelguen una agrupación de tres espejos enmarcados, en lugar de obras de arte. Pueden buscar espejos con formas elegantes, bordes biselados o esmerilados y estilos de formas interesantes.
En el baño podemos montar un hermoso espejo enmarcado sobre la pared que se ubica justo frente al espejo del lavamanos; si su estilo es muy moderno y vanguardista, pueden colgarlo con un cable largo fijándolo al techo o al muro.
Añadir una ventana a una habitación sin tener que remodelarla, es posible usando un espejo sobre el cual se coloque una retícula de madera o acero, según su decoración, añadiendo persianas o alguna cortina lateral para crear el efecto de profundidad.
Es práctico colgar un espejo cerca de cada entrada para los retoques y vistazos de última hora, tan comunes en nosotras las mujeres.
En la mesita de centro de la sala de estar o en las mesitas laterales, los espejos reflectan la luz de las lámparas con mucha belleza.

La función y estética del espejo es inimaginable, podrán hacer magia jugando con la colocación de éstos y con el reflejo de la luz y los espacios que proyectan. Ya saben, a echar a volar su imaginación y a crear el espacio que tanto han soñado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *