El metabolismo, efectos en el incremento de peso

El metabolismo está relacionado con el peso corporal; pero, un metabolismo lento rara vez es la causa del aumento excesivo de peso. El metabolismo influye en las necesidades básicas de energía del cuerpo; son los alimentos y las bebidas que consumen y la actividad física que realizan los que, finalmente, determinan el aumento de peso.

El metabolismo es la conversión de alimentos en energía en los seres vivos. Es durante este proceso bioquímico cuando las calorías de los alimentos y de las bebidas se combinan con el oxígeno para liberar la energía que el cuerpo necesita para funcionar, incluso cuando estamos en reposo el cuerpo necesita energía para llevar a cabo todas sus funciones “ocultas”, como la respiración, la circulación de la sangre, el ajuste de los niveles hormonales, el crecimiento y la reparación de las células.

Causas

Una combinación de la composición genética, los controles hormonales, la composición de la dieta, las costumbres culturales, el estilo de vida, el sueño, la actividad física y el estrés, todos estos factores pueden provocar un desequilibrio del Índice Metabólico Basal (IMB), en la manera en que se quema la energía. Por lógica, aumentan de peso cuando consumen más calorías de las que queman, o queman menos calorías de las que consumen.

El IMB representa alrededor del 70 por ciento de las calorías que se queman a diario, la cantidad de calorías que el cuerpo utiliza para llevar a cabo las funciones básicas. Los factores que determinan el IMB de cada persona son los siguientes:

 

  • El tamaño y la composición corporal. Los cuerpos robustos, que son de mayor tamaño o tienen más músculos, queman más calorías, incluso mientras descansan.
  • El género: los hombres suelen tener menos grasa corporal y más músculo que las mujeres de la misma edad y peso, de manera que queman más calorías.
  • La edad: con el paso de los años la cantidad de masa muscular tiende a disminuir y el tejido graso representa una mayor proporción del peso, lo que desacelera la forma de quemar calorías. Los bebés siempre están calientitos, regularmente están en movimiento; los mayores normalmente están fríos, se debe a que, con los años, el metabolismo es más lento.

Las necesidades de energía que requieren las funciones básicas del organismo se mantienen constantes y no cambian con facilidad. El IMB representa alrededor del 70 por ciento de las calorías que se queman a diario, además, existen otros dos factores que determinan cuántas calorías quema el cuerpo por día:

 

  • 1) La termogénesis: es el procesamiento, digerir, absorber, transportar y almacenar los alimentos que se consumen, proceso que también requiere calorías y representa entre 100 y 800 de las calorías que se utilizan cada día.
  • 2) La actividad física: la actividad y el ejercicio como practicar un deporte, caminar unas cuadras, correr tras el perro y cualquier otro movimiento representa el resto de las calorías que el cuerpo quema cada día. La actividad física es lo más variable de los factores que determinan cuántas calorías se queman por día.

Hipotiroidismo

El padecimiento se desarrolla cuando la glándula tiroides, la encargada de regular el metabolismo, disminuye la producción de hormonas tiroideas. Un síntoma del mal funcionamiento de la glándula, se llama hipotiroidismo, es el aumento de peso; sin embargo, por esta causa lo máximo que se incrementa de peso es hasta cinco kilos y la enfermedad no impide que se puedan mantener en su peso. No son tantas personas quienes lo padecen como se cree, solo un dos por ciento de la población padece hipotiroidismo. Una manera de saber si la tiroides funciona bien es tomarse la temperatura tres veces al día, por una semana, una hora después de la comida, la temperatura normal es entre 36.5 grados centígrados, si la temperatura es más baja, probablemente tiene problemas con la tiroides.

Síntomas del hipotiroidismo: siempre tienen frío, aún cuando hace calor —en homeopatía decimos que la fuerza vital no está en equilibrio—, fatiga crónica, hinchazón, estreñimiento, uñas quebradizas, caída de cabello y depresión. Los síntomas aparecen en otras enfermedades como la diabetes, de manera que es necesario un buen diagnóstico y no automedicarse.

El tratamiento es sencillo, ingerir hormona tiroidea. Es importante acudir a terapia, regularmente todos tenemos problemas psicológicos y no sirve de mucho resolver los estados emocionales con una pastilla, como en todo, es necesario hacer cambios.

El estrés y la ansiedad

Existen tres factores psicológicos que producen ansiedad: la soledad, la culpa y la vergüenza. Los síntomas de que una persona presenta ansiedad son: preocupación constante, inquietud, temor de que algo va a suceder, dificultad para tomar decisiones, náuseas, mareo, palpitaciones, fumar, beber alcohol y comer demasiado, además, dificultad para conciliar el sueño.

 

El estrés en exceso afecta el metabolismo. Las hormonas del estrés: adrenalina y cortisol, afectan la memoria, la concentración y el estado de ánimo. El cortisol, afecta el sistema inmunológico y al aparato digestivo produciendo más ácido, la causa de las gastritis, la colitis y el reflujo. El cortisol aumenta la acidez del cuerpo de manera que reduce los niveles de oxígeno; aumenta la glucosa de manera qué utiliza la reserva del hígado, al perder las reservas en el hígado, sienten hambre especialmente de alimentos dulces como los carbohidratos, harina, chocolate, pasta, refrescos. Es la razón por lo que las personas deprimidas o con ansiedad comen en exceso.

No solo es el estrés del trabajo o del estudio, es también el estrés de los cerebros acelerados de los tiempos modernos. La persona puede estar en su casa, muy tranquila, usando el celular, la computadora, los dispositivos móviles, pero su cerebro está obsesivo, le ordena que limpie, que ponga orden en sus cosas, lo cual hace a todas horas, ese ciclo vicioso produce cortisol. De esta manera los que padecen Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), producen exceso de cortisol: cerebro acelerado y cuerpo pasivo.

Recomendaciones

  • Ejercicio regular. El ejercicio aeróbico es la manera más eficiente de quemar calorías, caminar, bailar, andar en bicicleta, nadar, mínimo 30 minutos, además se elevan las endorfinas, mejora la atención y el estado de ánimo.
  • Entrenamiento de fuerza. Los ejercicios de entrenamiento de fuerza ayudan a contrarrestar la pérdida de masa muscular relacionada con el envejecimiento, el tejido muscular quema más calorías que el graso, la masa muscular es un factor clave en la pérdida de peso.
  • Utiliza las escaleras, acostúmbrate a estacionar tu automóvil lejos del lugar al cual te diriges. Actividades como la jardinería, lavar el automóvil y las tareas domésticas queman calorías y ayudan con la pérdida de peso.
  • Cuidado con los suplementos dietéticos para perder peso, regularmente se venden con engaños, lo que contienen son anfetaminas, bajan rápidamente de peso, pero en el rebote recuperan más de lo que perdieron.
  • Si tienes problemas de ansiedad, visita a un profesional para que, a través de un proceso terapéutico, te ayude a para resolver la causa del trauma, duelo, problema laboral, etcétera. En cuanto al estrés, es importante aprender a relajarse y saber canalizar el exceso de actividades.
  • Toma en cuenta que los antidepresivos y los antidiuréticos afectan el metabolismo de manera que provocan que la persona suba de peso.

 

* Dra. Rosa Chávez Cárdenas es psicóloga, homeópata y terapeuta, contáctala en: www.rosachavez.com.mx [email protected] https://twitter.com/DrRosaCh https://www.facebook.com/Tratamientointegral/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *