Diez consejos para cultivar la alegría

La alegría es ese sentimiento que te acerca a la felicidad en la experiencia cotidiana. En Fiancée Bodas te damos ideas para alimentar este sentimiento todos los días de tu vida.

 

1.- Valora la belleza de cada estación puesto que invierno, primavera, verano y otoño aportan matices nuevos al paisaje y, por tanto, también a la vida. Vive la perfección de cada estación sin hacer constantes comparaciones con otro tiempo.

2.- Aprende a despedirte en vida de aquellas personas que siguen su camino lejos del tuyo. Existen amistades que no son eternas y no por ello fueron falsas. Quédate con lo bueno de cada vínculo y sigue avanzando en tu historia.

3.- Defiende tus derechos de manera asertiva cuando sientes que una persona los vulnera de manera repetida.

4.- Cuando pierdas la perspectiva de la felicidad, recuerda qué es lo que de verdad importa. Puedes realizar este ejercicio de discernimiento cuando sientes que un vampiro emocional absorbe toda tu energía. Frente a una misma realidad, puedes adoptar una actitud totalmente nueva gracias a una actitud de empoderamiento.

5.- Comparte tu alegría. Si tienes ilusiones, compártelas. La alegría se expande a partir de la energía optimista que crece en torno a ese ejercicio de dar y recibir. A su vez, intenta ser partícipe de las alegrías de los demás.

6.- Celebra tu vida en el día de hoy como si fuese tu cumpleaños. ¿Por qué afrontar el calendario con una visión limitante de las fechas que son especiales? En realidad, cada jornada tiene algo que celebrar: estás vivo.

7.- Realiza un inventario de cuáles son tus recursos de resiliencia. Es decir, haz una enumeración de aquellas herramientas personales que te aportan fortaleza frente a la adversidad y alegría frente a la tristeza. Anota estos bienes por escrito.

8.- No te obsesiones con alcanzar la alegría porque entonces te alejas de ella. Este sentimiento surge como una consecuencia natural cuando te concentras en el arte de vivir tomando decisiones efectivas para ti.

9.- Diseña tu propio proyecto personal al que puedes dar el nombre de alegría. Este plan de acción debe contener acciones que quieres ejercitar para experimentar este sentimiento de manera realista.

10.- Imagina que la alegría fuese tu mejor amiga y pudieses tener diálogos existencialistas con ella. ¿Qué le dirías? ¿Y qué crees que la alegría te diría a ti?

Ojalá que tu momento de lectura de la revista Fiancée Bodas sea uno de esos instantes semanales en los que sientes una dosis de alegría vital.

 

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para conocer gente y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *