Consume peras para prevenir el envejecimiento prematuro de tu piel, cabello y membranas

Las peras aportan grandes beneficios a tu organismo, hoy en Fiancée Bodas te contaremos cómo a través de esta deliciosa fruta puede prevenir el envejecimiento prematuro de tu piel, cabello y membranas, ¡descúbrelo!

Lic. Cecilia García Schinkel, nutrióloga

En los últimos años hemos aprendido más sobre el envejecimiento de nuestras células y nuestros tejidos. Hoy sabemos, por ejemplo, que el envejecimiento puede acelerarse más allá de lo normal o lo esperado con la exposición a los agentes oxidantes, también conocidos como especies reactivas del oxígeno, que se encuentran en el aire de manera natural y que son producidos en mayores cantidades en el ambiente a causa de la reacción de los rayos del sol con las moléculas de oxígeno, como por los desechos de la contaminación. En nuestro cuerpo también se producen agentes oxidantes como producto del metabolismo dentro de las células. En las células, al usar los hidratos de carbono (la glucosa) como combustible, existe una oxidación que produce metabolitos que actúan como agentes oxidantes. Por desgracia, en quienes son muy activos, por ejemplo, los deportistas o los investigadores (activos en lo cognitivo), la oxidación se exacerba, como sucede también en quienes viven bajo estrés físico o emocional, o sea la mayoría de nosotros.

 

Cuando una célula se encuentra oxidada causa de estas especies reactivas del oxígeno o agentes oxidantes, está más débil, más reseca, menos fluida y esto la hace más sensible al ataque de las enfermedades infecciosas, a la penetración de virus o bacterias. La oxidación también hace a las células más susceptibles de tener una apariencia envejecida y deteriora su trabajo metabólico.

 

Para prevenir la oxidación es importante incluir en la dieta agentes antioxidantes naturales. Destacan como antioxidantes las vitaminas A, C y E y algunos minerales que son también poderosos agentes preventivos de la oxidación, incluidos el magnesio, selenio y zinc, entre otros. Actúan también como agentes antioxidantes algunas sustancias que ocurren naturalmente en los tejidos vegetales, conocidos como fitoquímicos, como los precursores de la vitamina A y otros que dan su color y sabor a las plantas, especialmente a las frutas como las suculentas peras. Por esto, por los fitoquímicos preventivos de la oxidación y otros agentes bioactivos, además de por su concentración de vitaminas, minerales, agua, fibra, así como azúcares naturales que son la mejor fuente de energía para el cuerpo, es que se recomienda consumir al menos dos porciones de fruta por día, unas 2 tazas o cerca de 200 gramos. Una pera mediana de 160-166g, que equivale a una taza, es ya la mitad de esta recomendación, en un vehículo suculento y fácil de combinar.

 

Las peras, como agentes antioxidantes, son en primer lugar una buena fuente de vitamina C. En cada pieza mediana (160-166g) se encuentran unos 7mg de esta vitamina esencial que sólo podemos obtener a partir de los tejidos vegetales, y cuya recomendación oscila entre los 100 y 150mg según el grupo de edad; así, el aporte de vitamina C de una pera ronda en el 10% de la recomendación. Las peras también contienen de forma natural, fitonutrimentos importantes asociados a sus colores verdes (clorofilas), amarillos (carotenos precursores de la vitamina A) o cafés, y su blanco tejido interior es rico en antoxantinas. Todos ellos tienen capacidades antioxidantes demostradas y ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de las células, los tejidos, la piel, el cabello y las mucosas protectoras.

 

De todos éstos, quizá la vitamina C es la más relevante, la reina de los antioxidantes. De hecho, se le conoce como la vitamina antioxidante por su gran capacidad de neutralizar a los agentes que pretenden oxidar nuestros tejidos y así prevenir su acción. Además de sus capacidades antioxidantes, la vitamina C es esencial para el crecimiento celular y para la reparación de los tejidos y células lastimadas, pues es un componente que acelera la producción de colágeno. Es un nutrimento necesario para el metabolismo normal de las células y su reparación, para el funcionamiento del sistema inmunológico y la protección de las enfermedades infecciosas. La vitamina C promueve la curación de las heridas, cortadas y golpes, y actúa en la prevención de las enfermedades infecciosas y su más rápida recuperación. Incluir, por lo tanto, una gran variedad de alimentos ricos en vitamina C, es una gran estrategia para la salud.

Prevé y combate la gripa e infecciones respiratorias, aumentando tu aporte de vitamina C y otros antioxidantes, por ejemplo, desayunando una rica avena con peras o incluyendo peras en tu cereal o yogurt; un smoothie o licuado de pera es también una gran idea para esta temporada de frío. Te ayudarán a tener unas membranas y mucosas fuertes, húmedas y resistentes a los efectos de las bajas temperaturas y de los agentes infecciosos de la temporada.

 

* Lic. Cecilia García Schinkel, nutrióloga, para Peras USA, búscalos en redes sociales: https://www.facebook.com/PerasUSA/ https://twitter.com/usapears o en su sitio web: http://perasusa.com/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *