Cómo dejar de preocuparte tanto

La preocupación es humana y posible; sin embargo, es recomendable que intentes poner límites a esta cuestión para empezar a ocuparte en positivo. ¿Cómo lograr este propósito? En Fiancée Bodas te damos ideas. 

 

Disfruta. Es fácil decirlo en la teoría, pero sin duda, merece la pena aplicar este mensaje en la práctica. ¿Alguna vez te has preguntado cuál es el nivel de efectividad de la preocupación recurrente? ¿Acaso has podido evitar en algún momento que algo ocurriera por el simple hecho de pensar constantemente en torno a ello? Aprende de la experiencia de tu propia vida, haz que los años vividos sean una fuente de sabiduría infinita e inagotable para ti.

¿Qué le dirías a la persona que eras hace dos años si tuvieses la oportunidad de establecer una conversación con esa parte de ti? Es posible que le dijeras muchas cosas, pero también, esta: “No te preocupes tanto por cosas que no tienen importancia y vive el momento presente”. Intenta aplicar este mensaje y este criterio vital a tu vida actual.

Haz un viaje. Intenta evadirte durante unos días a través de la experiencia del turismo cultural que tanto alimenta tu mente por medio del arte y la riqueza monumental de un lugar. Un viaje es una invitación constante para salir fuera de la zona de confort. Y, en cierto modo, tus propias preocupaciones dejan de ocupar tanto espacio en tu mente porque ahora tienes que centrarte en lo inmediato de estructurar tu agenda en este nuevo lugar.

Cuida tu pensamiento. La preocupación está en la mente, no en la realidad misma. Eso significa que sufres más por aquello que imaginas en torno a lo que está pasando, que por lo que realmente está ocurriendo ahora mismo. A su vez, el pensamiento también se muestra en el lenguaje, en el poder de la palabra. Cuando piensas de forma negativa, utilizas un discurso verbal con un alto contenido de palabras negativas. Pues bien, a partir de ahora, intenta influir en ti mismo por medio de una voz interior amable y empática.

¿Tienes una idea repetida en tu mente que no puedes apartar de tu pensamiento? Anota ese mensaje en un cuaderno. Es posible que una vez que lo exteriorices, te sientas mejor.

Intenta vivir a nivel interno el mensaje de “estar presente en el ahora”. Es un mensaje que conocemos de memoria en la teoría. pero, a veces, nos cuesta ponerlo en la práctica.

Sin embargo, el presente es ese espacio en el que simplificas la realidad hasta alcanzar su verdad esencial desde la mirada del entusiasmo. Porque cada día es un regalo y las preocupaciones te impiden vivir con el corazón esta jornada.

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para conocer gente y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *