Diez ventajas de comprar casa en el pueblo

Una historia de amor, se define por distintas etapas. La etapa de la convivencia viene acompañada por la compra o el alquiler de una vivienda. Las ciudades son las protagonistas del estilo de vida de la gente joven que decide crear arraigo en las grandes urbes al tener mejores oportunidades de empleo, más opciones culturales y un estilo de vida cosmopolita. ¿Cuáles son las ventajas de vivir en el pueblo?

 

1.- Gestión del tiempo. Los minutos tienen una misma duración objetiva; sin embargo, en el pueblo, tienes la sensación de que puedes sacar más partido a tus días puesto que en una gran ciudad inviertes gran parte de tu agenda en realizar desplazamientos para ir desde un punto a otro.

2.- Promoción de la salud. El estilo de vida relajado del pueblo puede ser terapéutico para reducir el estrés cotidiano. Y esto no solo influye en tu bienestar físico, sino también, psicológico.

3.- Ahorro económico. El precio de la vivienda es más barato en un pueblo que en la ciudad; pero, además, también reduces otros gastos añadidos, por ejemplo, el transporte urbano. No necesitas el autobús para desplazarte ya que puedes hacerlo caminando.

4.- Ir de compras a la ciudad se convierte en un plan especial. Cuando vives en una ciudad, sientes que ese espacio forma parte de tu zona de confort habitual. Por el contrario, cuando vives en un pueblo, la idea de ir a pasar la tarde a la ciudad te motiva tanto que recordarás ese plan durante el resto de la semana.

5.- Compras online. Las nuevas tecnologías te ofrecen la posibilidad de comprar ropa en tiendas online que te envían el producto hasta tu propio domicilio. De este modo, también puedes ir de tiendas desde tu propia casa en el pueblo, sintiendo la comodidad de ver escaparates en tu ordenador.

6.- Estudiar desde casa. En relación con el punto anterior, gracias a los recursos tecnológicos, también puedes realizar cursos o, incluso, un postgrado gracias a la oferta online de distintos centros de enseñanza.

7.-  Trato cercano entre los vecinos. Mientras que en una ciudad el trato entre la gente resulta más impersonal, por el contrario, el pueblo te aporta la emoción de vivir en un espacio de familiaridad. Puede que en algunos momentos eches de menos el anonimato que te ofrece una gran ciudad, pero en otros muchos instantes también sentirás la alegría de formar parte de un barrio en el que sus vecinos se conocen.

8.- Oferta de servicios básicos. Muchos pueblos tienen una amplia red de servicios básicos. Por tanto, puedes realizar las gestiones cotidianas y recados sin tener que desplazarte hasta la capital.

9.- Una opción personal. Esta es una de las razones más importantes. Algunas parejas tienen claro que quieren que sus hijos crezcan en un espacio rural en contacto con la naturaleza.

10.- Descanso reparador. El nivel de silencio durante la noche propicia una mejor calidad del sueño porque en el pueblo el nivel de contaminación acústica es menor que en la ciudad.

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para conocer gente y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *