Diez consejos para evitar el estrés en Navidad

La Navidad es un periodo del año aparentemente ideal en el imaginario colectivo; sin embargo, la realidad es que este periodo también está acompañado por el estrés. El estrés de la intensa agenda social y el exceso de expectativas. ¿Cómo prevenir el estrés?

 

1.- Desde el punto de vista financiero, elabora un presupuesto de gasto en Navidad y respeta este plan para que, los excesos de diciembre, no te pasen factura en enero.

2.- Tiempo para descansar. Este es un buen momento para salir a pasear y disfrutar de la ambientación navideña que crea un nuevo paisaje en ciudades y pueblos; pero, también es una buena oportunidad para desconectar de las obligaciones al abrigo del hogar.

3.- Establece un orden de prioridades. ¿Qué es lo verdaderamente importante para ti en este tiempo? Concreta dos objetivos principales y fija tus acciones en esa dirección. Si no concretas tus preferencias corres el riesgo de dispersar tu atención en direcciones totalmente opuestas.

4.- Toma distancia de la Navidad. Tradiciones, dulces típicos, decoración específica… Todos los estímulos externos te recuerdan que es Navidad; sin embargo, también puedes abstraerte. Por ejemplo, lee un libro que esté ambientado en un contexto temporal distinto.

5.- Busca la cooperación familiar para repartir las responsabilidades de forma equitativa. Por ejemplo, cada asistente a la cena de Nochebuena puede ocuparse de un plato en el menú.

6.- No te estreses con el tiempo. La Navidad llegará a su fin, y seguirás teniendo tiempo para quedar con personas importantes para ti. No intentes quedar con todo el mundo en estos días. Por ejemplo, si hay personas a las que solo puedes ver en este mes, entonces, disfruta de estas ocasiones.

7.- Vive la Navidad a tu forma porque nadie tiene que decirte cómo debes sentir el espíritu navideño. Eres libre.

8.- Déjate envolver por la propia filosofía de la fiesta. Por tanto, deja que la Navidad envuelva tu ánimo con la energía positiva de la gratitud y la ilusión.

9.- Cada Navidad es distinta, pese a sus semejanzas con la anterior. Por tanto, no establezcas conclusiones generales y concéntrate en el presente.

10.- Practica el poder de la solidaridad y mantén este hábito durante todo el año. Ojalá que la Navidad impulse en ti tu mejor versión.

¡Feliz Navidad para ti y tus seres queridos!

 

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para conocer gente y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Twitter.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *