Los arándanos, el toque saludable para tus menús

La Feria de la Salud, realizada en Ciudad de México, fue dedicado a los medios de comunicación especializados en salud con el objetivo de brindar información actualizada de un alimento del que podría aprovecharse la población mexicana para dar ese primer paso o avanzar más en un estilo de vida saludable y lograr prevenir enfermedades a corto, mediano y largo plazo. Este alimento es el delicioso arándano (Vaccinium macrocarpon).

Por: MNA. Esther Schiffman Selechnik

Como nutrióloga, tuve el honor de comenzar la sesión platicando que el arándano es una fruta nativa de Estados Unidos, que ha demostrado beneficios a la salud desde hace aproximadamente 400 años, cuando ayudaba a los piratas a prevenir el escorbuto (que se da por deficiencia de vitamina C y les hacía perder piezas dentales) y a los indios americanos a calmar los nervios y a pasar las largas heladas, mezclándolos con miel o harina de maíz. Actualmente, su producción se centra en los estados del norte de Estados Unidos que, gracias a sus condiciones ideales de clima, agua y tierra, más un meticuloso control de calidad que las familias de productores han logrado mantener generación tras generación; ofrecen arándanos de calidad suprema, ricos en nutrimentos muy importantes para nuestra salud, entre los que destacan la vitamina C, fibra, vitamina A, potasio, calcio y antioxidantes potentes, que, en la mayoría de los casos, permanecen en la fruta incluso después de ser deshidratados o transformados en jalea, polvo o jugo y cuyos beneficios han sido demostrados en cientos de publicaciones en todo el mundo.

 

Estas atractivas moras rebotadoras (por las cámaras de aire en su interior), son muy ácidas cuando se consumen frescas, por lo que generalmente son infundidas con endulzantes de manera controlada (midiendo en grados Brix) hasta igualar el dulzor y cantidad de azúcar de otras frutas, por lo que cuando consumimos alguno de sus irresistibles productos cuidando la porción recomendada, estamos logrando alcanzar la cuota mínima de dos frutas al día propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin elevar el contenido de azúcares en la dieta diaria. Pero además de brindar los beneficios que otras frutas ofrecen, como energía de fácil asimilación, beneficios digestivos gracias a su fibra y la salud de los tejidos en general por los minerales esenciales que contiene (como el potasio); también puede ayudar a disminuir el riesgo de envejecimiento prematuro. Sí, como lo acabas de leer, por increíble que parezca, el arándano ocupa uno de los primeros cinco lugares en cantidad y potencia de antioxidantes (prueba ORAC) de entre más de 1000 ingredientes, ya que es rico en quercetina, ácido elágico, flavonoides y antocianinas, entre otros, por lo que al consumirlo de manera frecuente, éstos logran neutralizar el efecto dañino de los radicales libres formados por la contaminación, humo del tabaco y/o rayos UV, disminuyendo así el deterioro de nuestras células y con ello el riesgo del tan temido envejecimiento prematuro. Pero esta capacidad de sus antioxidantes de estabilizar a las células de nuestro cuerpo no se queda ahí ya que, al proteger también a nuestro material genético y disminuir procesos inflamatorios, logra disminuir el riesgo de mutaciones a células cancerígenas, disminuir el tamaño de ciertos tumores, disminuir el desarrollo de algunas enfermedades crónicas y aumentar la resistencia ante tratamientos agresivos como la quimioterapia y/o radioterapia.

Resulta fascinante platicar acerca de su efecto antioxidante, pero todavía más destacar el efecto antiadherente que ha demostrado el arándano y sus productos contra algunas bacterias. En este tema, la cirujana dentista Liliana Díaz Loza platicó acerca de estudios interesantes que han propuesto al arándano como la próxima superpotencia para la promoción de la salud bucal, gracias a la capacidad de sus flavonoides y proantocianidinas (PACs) para inhibir la adhesión de bacterias como Porphyromonas gingivalis y Streptococcus mutans en la boca, logrando la disminución del riesgo de infecciones, caries, mal aliento, fuegos bucales, periodontitis y hasta la dolorosa gingivitis. Por lo anterior, menciona que actualmente se evalúa la posibilidad de fabricar un enjuague bucal y/o pasta dental a base de extracto de arándano, que además de efectivos, podrían ser aceptados y tolerados por personas de todas edades. ¿No sería maravilloso?

El efecto antiadherente del arándano parece un acto de magia, sin embargo, el Dr. Ricardo Alonso Castillejos Molina del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), nos explicó a profundidad que se debe a que los flavonoides y PACs del arándano logran inhibir la adhesión de las fimbrias tipo 1 y tipo P de las bacterias a las mucosas. Dichas fimbrias son una especie de vellosidades que tienen las bacterias y que cuando logran adherirse a las mucosas es cuando logran la colonización y provocan la infección por lo que, al ser inhibidas, el riesgo de infección disminuye significativamente. Al ser urólogo, destacó el beneficio del consumo frecuente de arándano, principalmente en extracto y jugo, en la disminución del riesgo de infecciones en vías urinarias (IVU) por Escherichia coli, especialmente en aquellas personas que las padecen en forma recurrente. Y aclaró que, pese a la controversia en este tema, los estudios de estos últimos cinco años han demostrado un claro beneficio, tanto por el efecto antiadherente como por la capacidad que tiene el arándano y sus productos de disminuir el pH urinario. La mayoría de estos estudios revelan efectos positivos con el consumo de 1 taza de jugo de arándano durante 2 o 3 meses y aunque no sustituye el tratamiento médico, el Dr. Castillejos recomienda su consumo indefinido como agente coadyuvante y como agente preventivo en población vulnerable.

El Dr. Sergio Díaz Madero, Gastroenterólogo Pediatra, explicó claramente y de una manera muy ilustrativa, las razones por las que la fibra, los prebióticos y los compuestos fenólicos del arándano son capaces de mejorar nuestra salud gastrointestinal, resaltando que nuestra flora intestinal (microorganismos que habitan en el tubo digestivo, particularmente el colon) se alimenta y fortalece gracias a estas sustancias tan concentradas en el delicioso arándano, provocando una menor inflamación, una mejor absorción de nutrientes y un fortalecimiento del sistema inmune, que se traduce en una disminución del riesgo de infecciones en general y de otras enfermedades. Reafirmó, que el efecto antiadherente del arándano también se ha observado en la bacteria Helicobacter pylori, que es una bacteria gram negativa muy resistente a antibióticos causante de un gran porcentaje de gastritis y úlceras gástricas en el mundo, colocando al arándano como una estrategia interesante y con gran potencial en la prevención de una gran variedad de problemas digestivos.

Al final, en la degustación de platillos y bebidas con arándano, pudimos darnos cuenta de la versatilidad que tiene esta deliciosa fruta y que además de mejorar su calidad nutrimental y dar beneficios a nuestra salud, el arándano logra dar a cada platillo ese toque de color, textura y sofisticación que tanto nos gusta y por ello es y deberá ser siempre el toque saludable.

 

* MNA. Esther Schiffman Selechnik es nutrióloga y especialista en obesidad y comorbilidades. Encuentra deliciosas recetas de entradas, plato fuerte, postres, repostería y bebidas en el sitio oficial de Arándanos de Estados Unidos, http://www.arandanos-usa.com/recetas.html Síguelos en Facebook: https://www.facebook.com/ArandanosDeEstadosUnidos/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *