Conoce la comunidad que se ríe de la muerte en la huasteca hidalguense

Se aproxima una de las fechas más importantes y celebradas en México, el día de muertos, uno de los eventos más interesantes de nuestro país gracias a la gran variedad de costumbres y tradiciones, en esta ocasión el D.C.F. Eduardo Javier Baños Gómez, Secretario de Turismo del Estado de Hidalgo invita a todos los viajeros a aventurarse a conocer una de sus fiestas más tradicionales el Xantolo.

El Xantolo o Mijkailhuitl es la celebración de muertos más importante de la huasteca hidalguense, ya que los habitantes de la región han logrado conservar los rasgos más importantes de la tradición prehispánica a lo largo de muchas generaciones, explicó el Secretario de Turismo.

 

Celebrar la muerte medio año

Para la comunidad de Huejutla de Reyes, el día de muertos no es cosa de prepararse sólo dos días para ofrendar alimento a nuestros difuntos como se hace en muchas partes de la República mexicana, sino que ellos viven un proceso de más 5 meses en el que se organizan para celebrar a sus difuntos. Desde el 29 de junio comienzan con el sembradío de la flor de cempoalxochitl, la compra de animales de engorda (gallinas, pollos, guajolotes y cerdos) para preparar los guisados que estarán ofrendado a sus difuntos a partir del 30 de octubre, dicho festejo culmina hasta el 30 de noviembre.

 

La comunidad que se ríe de la muerte

Mientras se desarrolla la fiesta de los muertos “El Mijkaillhuitl o Xantolo”, a partir de la primera ofrenda del 30 de octubre y hasta el 2 de noviembre, por las calles de la ciudad, barrios y comunidades de Huejutla, llega la alegría de ver danzar a los coles, viejos, huehues o disfrazados, que al compás del violín y la guitarra bailan la danza del comanche, la zorra, el venado, la guajolota, el tocolote, el son de los viejitos.

 

Estas danzas son formas de burlarse de la muerte al seguir gozando la vida, algunas personas ofrecen tragos de aguardiente a los danzantes para que continúen su paso por la comunidad.

 

Una bienvenida a nuestros difuntos

Con ayuda de las cañas de azúcar de la región elaboran arcos que darán la bienvenida a todas las almas que vienen a visitarlos. Éstos son adornados con diferentes frutas y flores de temporada como la palmilla, flores de cempoalxochitl, mano de león, coronas de oloxochitl. Además, con ayuda de cajas de cartón diseñan escalones, el primero de ellos representa la niñez, el segundo la juventud, el tercero la madurez y el cuarto la vejez, el siguiente paso es al más allá y ahí se colocan las fotografías de sus seres queridos.

 

Las ofrendas

En pequeños platos de barro y canastas de bejuco o carrizo se agregan dulces, pan de muerto y todo lo que se quiera ofrendar a los difuntos. Los altares también cuentan con una guía de pétalos de flores rojas, amarillas y naranjas para encaminar a las almas al arco y que éstas no pierdan su camino. Al llegar a su ofrenda los niños y adultos difuntos podrán disfrutar su comida favorita. Entre los platillos destacan: el pan de muerto, el guajolote con mole, tamales de dulce y picantes, así como leche, vino, cerveza y aguardiente, de igual forma se ofrendan juguetes, ropita y zapatos para los niños, además, el olor del copal purificará sus almas durante su visita familiar. En estas ofrendas se acompaña a los difuntos a comer y se platica con ellos. Después de este convivio se mantienen prendidas las veladoras para que las almas no se queden en la oscuridad.

 

Picardía en las calaveras de Xantolo

Otra de las costumbres entre los huejuetlenses es hacer versos humorísticos y con picardía, haciendo referencia de los principales personajes políticos del estado y del municipio, así como de algunos personajes de la ciudad.

El 30 de noviembre, día de San Andrés, se hace la última ofrenda de Xantolo chiquito, celebración que se alegra con un baile que ameniza la banda de viento y los huapangueros, además, se saborean tamales, vino y cerveza. Ya caída la noche se destapará la identidad de los coles, huehues, viejos o disfrazados que participaron en las tradicionales fiestas del Mijkailhuitl.

Nuestros antepasados, defendieron tenazmente esta tradición sagrada de su cultura el Mijkailhuitl, ahora nos toca a nosotros preservar esta gran cultura que nos heredaron, finalizó el D.C.F. Eduardo J. Baños Gómez.

 

Hidalgo Mágico

http://tourshidalgomagico.com.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *