Manzanillo al límite

Mientras se es joven es muy fácil pensar en divertirse y vivir aventuras; entre más experiencias podamos coleccionar en nuestra memoria, más satisfechos nos sentimos. Las vacaciones son la oportunidad perfecta para poder vivir grandes momentos ya sea solos o acompañados.

Por lo general, aquellos que vivimos en las zonas urbanas del país hemos crecido con la idea de que lo más loco que podemos hacer es viajar en carretera hasta Acapulco (gracias Gael y Diego); si bien es una de las playas más emblemáticas de nuestro país, no es precisamente la más bonita, de hecho el Pacífico tiene unas costas hermosas qué ofrecer. Por ejemplo, Manzanillo que, si bien, siempre pensamos en él cómo un puerto comercial, no debemos dejar de lado que es un destino turístico maravilloso, con una gran oferta para todos aquellos jóvenes en búsqueda de aventura y diversión.

Justo en el centro de la ciudad podemos encontrarnos con el Iguanario Archundia, un espacio que surgió poco más de 20 años con la finalidad de cuidar y preservar a las iguanas del lugar. En sus inicios únicamente contaban con 30 iguanas mientras que, hoy en día, tiene más de 500; además de aprender sobre su hábitat y el tipo de cuidados que estos animalitos requieren, tendrás la oportunidad de alimentarlos, eso sí, deberás madrugar para que eso sea posible.

Otro sitio para vivir la aventura en manzanillo es el Cerro del Toro, un parque ecológico que se distingue por su riqueza natural propia para llevar a cabo deportes extremos, por ejemplo, puedes realizar un recorrido en cuatrimoto a más de 50km por hora a través de senderos, riachuelos y basta vegetación. ¿Te atreves a realizar este recorrido salvaje en compañía de tus amigos?

Si lo tuyo son las dos ruedas y prefieres el deporte, lo ideal será realizar este recorrido en bicicleta, disfrutando de la vista a la bahía de Manzanillo y Santiago, además de que tendrás la oportunidad de encontrarte con uno que otro animalito de la región, cómo lo son las iguanas, las aves de colores y una que otra serpiente.

Otra opción es visitar Peña Blanca, playa virgen en la que podrás bucear entre arrecifes de coral negro o relajarte en la orilla sólo para tomar el sol. No muy lejos de ahí están las grutas de “La Floreña” un lugar en donde podrás disfrutar de las caídas de agua y sentirte como todo un explorador de los libros de Julio Verne, ya que podrás caminar directo al centro de la tierra rodeado de estalactitas y estalagmitas.

Es probable que después de un día lleno de ajetreo lo que necesites sea descansar, un buen masaje y una comida deliciosa. Todo eso puedes obtenerlo en el Barceló Karmina que se localiza en Manzanillo, un resort todo incluido en el que podrás disfrutar de un masaje con vista al mar, un relajante chapuzón o una deliciosa cena en cualquiera de sus restaurantes comandado por el chef Armando Cazares. En este hotel su compromiso es que tú vivas las mejores vacaciones , es por ello que su grupo de expertos están listos para recibirte y preparar para ti la mejor estancia. Solicita mayor información o realiza tus reservas en línea en el web de Barceló Karmina: https://www.barcelo.com/es/hoteles/mexico/manzanillo/barcelo-karmina/ Y disfruta de unas vacaciones increíbles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *