Cómo evitar el sufrimiento innecesario

Es cierto que existen circunstancias en la vida que son realmente dolorosas; sin embargo, seguro que si echas la vista al pasado puedes comprobar cómo muchos de tus sufrimientos son en realidad circunstancias que dramatizas a partir de una actitud negativa. Este fallo es universal, es decir, todos hemos caído en la trampa del desánimo en algún momento. 

 

Todos tenemos capacidades muy importantes como la inteligencia, la fuerza de voluntad y la sensibilidad para hacer cambios. Y uno de los cambios más importantes es empezar a manejar el sufrimiento. ¿Cómo evitar estos ladrones de energía?

En primer lugar, identifica cuál es el lastre que te hace sufrir. Por ejemplo, las quejas. ¿Cuánto tiempo pierdes quejándote? Toma lápiz y papel y anota en un cuaderno una lista con los puntos débiles que te gustaría corregir a partir de ahora. Solo cuando eres consciente de algo puedes corregirlo.

La verdadera felicidad no nace de sucesos extraordinarios, sino de anécdotas cotidianas vividas con consciencia. Por ejemplo, el disfrute de un menú muy apetecible. ¿Cuáles son tus momentos preferidos de la rutina?  Puedes anotarlos también y colocar esta lista en un lugar visible que puedas releer con frecuencia.

Tu casa es un reflejo de tu propia esencia. ¿Conoces las funciones de un coaching de decoración? Es un experto que puede ayudarte a profundizar en tus propios gustos y preferencias para identificar tu propio criterio de decoración más allá de aquello que está de moda en cuestión de mobiliario e interiorismo. Además, puedes actualizar la estética de tu casa con una pequeña inversión, por ejemplo, a través del cambio de los productos de textil hogar. Tu casa tiene mucha importancia en tu vida. Por tanto, es positivo que te sientas bien a nivel emocional en ella.

En definitiva, para eliminar el sufrimiento innecesario busca proyectos personales en los que puedas implicarte con ilusión en un proyecto de mejora personal. Por ejemplo, desde el punto de vista profesional puedes definir metas concretas: emprendimiento social, buscar un empleo, reinventarte a nivel profesional, aprender un idioma, pedir un aumento de salario, mejorar tu marca personal, crear tu blog… El sufrimiento innecesario se reduce cuando te ocupas de tus asuntos en lugar de preocuparte por aquello que no ha ocurrido todavía.

Además, intenta tener vínculos sociales activos ya que las relaciones personales elevan tu nivel de resiliencia frente a la adversidad. Cuida con mucho mimo y cariño estos lazos y abre tu corazón a los demás.

Busca el contacto con la naturaleza como un refugio personal de bienestar que te permite evadirte del ruido mental de las preocupaciones a través de los sonidos de la naturaleza. Imagina el placer de disfrutar de un picnic en un paraje situado en la proximidad de un lago. Haz realidad esta imagen al explorar los tesoros naturales.

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para conocer gente y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *