Cinco razones para incluir carne en tu dieta

Consumir carne como parte de una dieta saludable puede traerte muchos beneficios. Hoy, en Fiancée Bodas, la Dra. María de los Ángeles Aedo Santos, nos comparte cinco ellos.

Por: Dra. María de los Ángeles Aedo Santos*

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declara que un estilo de vida saludable es aquel en el que se asegura el consumo de frutas, verduras, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal con consumo de grasas equilibrado y una reducción en la ingesta de azúcar añadida y sal. Esto, aunado a la realización de actividad física.

 

Estas son las cinco razones por las cuales excluir la carne de tu dieta podría ser un gran error.

 

#1 Aporta proteínas de alta calidad

Las proteínas que se obtienen de la carne poseen los aminoácidos esenciales para un cuerpo sano y fuerte. Las proteínas se encuentran también en diversos vegetales, pero su calidad es inferior a las que se obtienen de la carne, además de que su contenido es proporcionalmente muy bajo, de modo que habría que consumir grandes cantidades o combinar varios tipos de vegetales para compensar las deficiencias. Por ello, es más conveniente consumirlos en alimentos de origen animal.

 

#2 La carne aporta lisina

La lisina es una sustancia que ayuda a formar células de defensa contra diversas enfermedades y que es escasa en alimentos vegetales.

 

#3 Fuente de hierro hem

Es la principal fuente de hierro hem (el que contiene la sangre). Este es el hierro más beneficioso para nuestro organismo, pues se absorbe fácilmente, en mayor cantidad y además ayuda en la asimilación del hierro proveniente de otros alimentos.

 

#4 Fuente de minerales

Es también una excelente fuente de otros minerales como selenio, magnesio, cinc, fósforo y potasio que son los componentes esenciales para la formación y recuperación de músculos, en la transmisión neuromuscular y en la síntesis de múltiples enzimas del organismo.

 

#5 Aporta vitamia B12

Consumir carne aporta Vitamina B12, esencial para el metabolismo del sistema nervioso y las células sanguíneas, estimula la adecuada formación de glóbulos rojos para que todo tu organismo se mantenga en buen estado. El tener deficiencia de esta vitamina ocasiona sentir cansancio con mayor facilidad e, incluso, desarrollar anemia.

 

La carne es rica en proteínas y nutrimentos como el cinc y el hierro. La carne roja, tiene grasa saturada de manera natural y otros elementos que se forman al prepararla, por lo que hay que consumirla dos veces por semana. Las leguminosas además de contener proteína, son fuente de hidratos de carbono y fibra.

Disfruta de las carnes en general y sus productos en el marco de una dieta balanceada que incluya todos los grupos de alimentos y practica un estilo de vida saludable.

 

* Dra. María de los Ángeles Aedo Santos es Licenciada en Nutrición y Ciencias de los Alimentos, egresada de la Universidad Iberoamericana, Doctora en Ciencias de la Salud por la Facultad de Medicina de la UNAM, nutrióloga certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos A.C. y vocera del Instituto de Nutrición INSA.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *