Cómo subir tu ánimo cuando estás de bajón

Que levante la mano quien no ha tenido un día gris. Sin embargo, nuestro ánimo mejora cuando aprendemos que podemos mimarnos un poco más. Es decir, podemos hacer algo para cambiar el chip sin esperar a que el azar cambie nuestro destino por arte de magia. ¿Cómo subir tu ánimo cuando estás de bajón?

 

Hazte un homenaje. Hoy es un buen día para darte algún capricho. Por ejemplo, puedes ir a tu pastelería preferida para elegir ese bollo de chocolate que solo tomas en ocasiones especiales.

Es una buena oportunidad para salir de tiendas, no para comprar, sino para echar un vistazo a las tendencias de moda y complementos de los escaparates. Un paseo con el que distraer tu atención y alegrarte la vista con escaparates de los que puedes obtener buenas ideas para crear nuevos looks con tu fondo de armario.

Toma lápiz y papel y escribe una redacción como cuando estabas en el instituto. Escribe un relato sobre un recuerdo dulce que guardas de una etapa feliz de tu vida. Concentra tu atención en este instante tan bonito. Escribe cartas a esos familiares que viven lejos. Anímate a sorprenderles mientras tú te nutres de la experiencia de la escritura terapéutica.

Desea un feliz día a la persona que te vende el pan en la panadería. Sonríe a un desconocido que te cruzas por la calle. Ayuda a ese vecino mayor que llega cargado de bolsas con el peso del supermercado. Los pequeños detalles son aquellos que hacen que tu vida sea más bonita.

Lee autobiografías de personajes interesantes puesto que gracias a estos libros que ponen el foco de atención en la vida puedes obtener grandes lecciones de aprendizaje. Vuelve a disfrutar de un capítulo de tu serie preferida en la televisión. Tararea tu canción favorita.

Descansa y cuídate mucho. Tómate la vida con otro ritmo. Corre las cortinas de las ventanas para que entre la luz en tu hogar. La luz del sol es un efecto vitamina.

Pide consejo a ese amigo que siempre te aporta luz con sus palabras. Alguien con quien puedes hablar en la confidencialidad de saber que la conversación queda entre los dos, como un intercambio de ideas constructivo.

No des tanta trascendencia al hecho de tener un mal día porque es lo normal. Por fortuna, mañana será mejor. Y, además, también puedes motivarte mentalmente con la llegada del viernes, ese día que casi por puro instinto, nos transporta hacia un universo de ilusión y recreo.

* Maite Nicuesa Guelbenzu, coach en mobifriends blog, red social para conocer gente y hacer amigos. Puedes seguir sus publicaciones a través de mobifriends en Twitter.

Deja un comentario