La atención oncológica integral en México

A nivel mundial, se están dando grandes cambios en la atención y el cuidado del paciente oncológico y México no debe ser la excepción, pues las cifras no son nada favorables. Cada año se suman más de 138,000 nuevos casos de pacientes mexicanos, dando como resultado que actualmente, el cáncer sea la tercera causa de muerte en México, precedida por las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Por: Dra. Connie Zuratzi Deneken Hernández*

De acuerdo con las estadísticas de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el número absoluto de defunciones por cáncer se incrementó, entre los años 2004 y 2013, en casi 20%. Es necesario destacar que muchos de estos pacientes son diagnosticados en etapas avanzadas que no son curables, haciendo más complicado aún su tratamiento.

Por lo anterior, es importante precisar que el cuidado integral de los pacientes oncológicos debe abarcar desde el diagnóstico hasta la fase final de la enfermedad, cubriendo las necesidades de la unidad familiar que se enfrenta al cuidado y muerte del ser querido. Durante la evolución de la enfermedad, los pacientes presentan una serie de necesidades físicas y psicológicas complejas, que deben ser tratadas adecuadamente.

 

En nuestro país, existen grandes barreras que deben enfrentar los pacientes con cáncer relacionadas directamente con la atención de su enfermedad.  En el caso del control del dolor, el 98% de la morfina se encuentra en almacenes y el solamente el 2% está disponible en farmacias. A esto debe sumarse la falta de especialistas, dispositivos médicos e infraestructura hospitalaria.

Los cuidados paliativos surgieron en la década de 1950 en Europa. Su fundadora, Cicely Saunders, estaba convencida de la necesidad de brindar atención multidisciplinaria a aquellos pacientes en etapas avanzadas que ya no tenían opciones de tratamiento. Es así como en 1967 se creó el primer centro hospitalario en Londres (el Hospicio de San Cristóbal) dedicado al cuidado de pacientes en

El acceso a los cuidados paliativos para dar calidad de vida a los pacientes es una parte fundamental de la atención al enfermo; el control de síntomas no sólo constituye una exigencia ética, también supone un factor para el pronóstico de la enfermedad. Diversos estudios han demostrado una mejor respuesta y tolerancia a los tratamientos oncológicos cuando los pacientes tienen un adecuado control de los síntomas.

Para concluir es necesario recalcar que la atención integral de pacientes con cáncer es sólo posible con un equipo multidisciplinario. La función de las clínicas modernas es acoger al paciente y su familia, para apoyarlos y educarlos en este difícil proceso, convirtiéndose en el principal soporte durante su enfermedad.

 

* La Dra. Connie Zuratzi Deneken Hdz es médico egresado de la Universidad Anahuac, especialista en medicina interna (Centro Médico ABC) y especialista en Oncología Médica por el Instituto de Cancerología de la Ciudad de México. Actualmente, colabora en Samadhi Centro Oncológico y se encuentra adscrita al servicio de Oncología Médica en la Fundación de Cáncer de Mama AC. En 2015 fue el primer lugar en el Examen de Consejo para la Certificación en Oncología Médica. Cuenta con diversas publicaciones como autora y coautora de temas oncológicos.

Deja un comentario